Cómo educar a un niño de 4 años

Cómo educar a un niño de 4 años

Desde el momento del nacimiento, comienza la labor educativa. A pesar de que los bebés no sean capaces de entender muchos de nuestros comportamientos ni dar sentido a muchas de nuestras palabras, lo cierto es que estas van calando de forma inconsciente sobre el menor.

El poder que tiene el ejemplo sobre los niños es muy importante. Pronto aprenderán a imitar, gestos, expresiones, palabras y acciones de los adultos. Sin embargo, a partir de los 3-4 años, el niño o niña comienza a ser más consciente del contexto en el que se desenvuelve.

Uno de los rasgos que le definen es el egocentrismo, pero poco a poco se va percatando de que sus actos tienen consecuencias sobre los demás. Es importante que el niño comience a interiorizar una serie de normas básicas de convivencia que le ayuden a integrarse positivamente en su entorno. En este artículo de paraBebés, os contamos cómo educar a un niño de 4 años, empleando doce herramientas clave.

Rueda de las opciones

¿Cómo educar a un niño de 4 años? Una de las técnicas para hacerlo es la rueda de las opciones. Se desarrolla de la siguiente manera:

  1. En un papel o cartulina se hace un círculo y dentro de este se hacen porciones con distintos problemas a resolver.
  2. Una vez está hecho el gráfico con las porciones, se le pide al niño que haga una lluvia de ideas, siempre contando con la ayuda del adulto, con las posibles soluciones que podría dar a sus problemas y conflictos.
  3. Estas ideas pueden ser pedir disculpas, contar hasta diez para calmarse, retirarse cuando se pone nervioso, etc.

La rueda de las opciones va a servir para que el niño o la niña encuentre alternativas para resolver problemas. Cuando haya un conflicto, se le puede animar a que utilice la rueda de las opciones para ver cuál de las estrategias le pueden ayudar a solventar el problema.

En este artículo, encontrarás información sobre cómo resolver un conflicto entre niños.

Alentar vs alabar

De vez en cuando, a todos nos gusta que nos elogien, pero lo que más nos puede gusta es que reconozcan nuestro esfuerzo y perseverancia. Hay que tener mucho cuidado con elogiar al niño, ya que este puede volverse adicto a la aprobación. Además una de las tendencias de los adultos es premiar cuando lo hace bien y castigar cuando lo hace mal, sin tener en cuenta el esfuerzo que pueda haber entre medias.

Entonces, para enseñarle a un niño de 4 años en casa, dar palabras de aliento es la mejor forma para ayudarle a desarrollar su autoestima. No es tan importante cómo el niño o la niña hace sentir al adulto. Lo realmente importante es cómo el niño o la niña se siente con él o ella mismo/a.

En este artículo, te contamos más sobre cómo trabajar la educación emocional en infantil.

Aprender a soltar

Los niños de 4 años tienen que recibir confianza de sus figuras de referencia. Esta confianza se le puede dar mediante muchas de las tareas que realiza, sin contar con la ayuda directa del adulto. Esto no significa que el niño o la niña se sienta abandonado/a y pase apuros para resolver una situación, sino que, con la necesaria supervisión, pueda realizar tareas de forma un independiente.

Una de las claves sobre cómo educar a un niño de 4 años está en confiar que será capaz de ir resolviendo pequeños cometidos de forma autónoma. En este artículo, verás diferentes propuestas de juegos de confianza para niños de 3 a 5 años.

Pedir ayuda

Para la educación y desarrollo integral de un niño de 4 años, es fundamental que su sentido de pertenencia e importancia esté cubierto. Esto significa que debe pertenecer a un grupo donde se sienta, pero también donde sea tenido en cuenta y que sus contribuciones pueden ser realmente importantes.

Con la finalidad de capacitar a un niño de 4 años, se le puede pedir su ayuda en tareas y actividades de la vida cotidiana, como llevar alguna bolsa de la compra, ayudar a poner la mesa, tender la ropa, etc.

Cooperación

Un niño se siente alentado y más predispuesto a colaborar y adaptarse a las normas si considera que sus puntos de vista son tenidos en cuenta.

Algunas estrategias para educar a un niño de 4 años y poder contar con su colaboración son, por ejemplo, expresar comprensión hacia sus sentimientos, mostrar empatía, compartir sentimientos y pensamientos y enfocarse en cómo solucionar los problemas que surjan.

Validar sentimientos

¿Cómo educar a un niño de 4 años? Es importante permitir que los niños se expresen y aprendan a gestionar sus propios estados emocionales.

Validar los sentimientos es tratar de forma objetiva las emociones del niño o la niña ante una situación concreta. Por ejemplo, puedes decirle lo siguiente: "Observo que estás triste o enfadado, si quieres un abrazo, estoy aquí". Este tipo de frases le ayudan al menor a conectar con sus emociones y con el adulto, así como para entender y ser capaz de gestionar mejor lo que le ocurre.

Rutinas

El adulto puede ayudar al niño a crear cuadros de rutinas con la finalidad de incentivar la autonomía y capacidad del menor. Los cuadros de rutinas deben realizarse entre adulto y niño, haciendo lluvia de ideas sobre qué cosas hay que hacer durante el día y que deben hacerse en un determinado momento, por ejemplo, en el momento de la comida, juego, baño, descanso, etc.

Así pues, una de claves para educar a un niño de 4 años es hacer preguntas sobre el cuadro de rutinas para que el menor las siga. Por ejemplo: "¿Qué dice tu cuadro de rutinas? ¿Qué sigue?"

Tareas del hogar

Dentro de la educación de un niño de 4 años, hay que incorporar la realización de sencillas tareas del hogar, ya que es un miembro más de la familia y debe colaborar.

En familia podéis elaborar una lista de quehaceres del hogar y una asignación a cada miembro, intentando que al niño o la niña le toquen las más sencillas y agradables. No es cuestión de asignar tareas tediosas. La finalidad es que el menor adquiera el hábito de colaboración en el hogar. Siempre será mucho mejor iniciar con aquellas actividades que le resulten más amenas.

Juntas familiares

Otra de la claves para educar a un niño de 4 años es involucrarle en decisiones familiares mediante las juntas familiares. En ellas, los niños aprenden habilidades sociales, ya que se exponen temas que pueden resolverse en familia, aportando soluciones y puntos de vista. De esta forma, comparten con los demás miembros sus inquietudes, intereses y opiniones.

Sentido del humor

¿Cómo educar en casa a un niño de 4 años? En la tarea de educar a los hijos, los padres no pueden olvidar tener sentido del humor, ya que es muy efectivo emplearlo cuando un niño está irritado o tenso, puesto que le ayuda a relajarse. La risa es un buen conductor para conectar con los hijos y comunicarse con ellos.

En este artículo, encontrarás propuestas de juegos para niños de cuatro años para pasar un buen rato en familia.

Prestar atención

A veces el ritmo de vida es tan frenético que no se tiene en consideración lo que los hijos cuentan y estos lo perciben. Por ello, pueden llegar a sentirse como si no fueran lo suficientemente importantes. Cuando un niño trata de contar una anécdota, un problema o una preocupación, hay que tratar de sacar tiempo y darle la importancia que tiene su intervención.

Así pues, otra clave para educar a un niño de 4 años es programar un tiempo especial para pasarlo con él o ella. Un tiempo exclusivo y de calidad donde no hay ni teléfonos, ni trabajos, ni cualquier otra actividad. Durante ese rato solo hay espacio para la familia.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo educar a un niño de 4 años, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Educación infantil.

Bibliografía
  • Vega, G. L. (2020). Castigar no es educar: Todas las ventajas de la Disciplina Positiva (Psicología y salud) (Spanish Edition). LA ESFERA DE LOS LIBROS, S.L.