Compartir

Cómo decorar la habitación de un bebé

 
Por Lorena García Vega. 5 febrero 2021
Cómo decorar la habitación de un bebé

Durante la gestación hay muchos momentos que se esperan con gran entusiasmo. Comenzar los preparativos para la llegada al mundo de tu bebé es uno de ellos. Cuando comenzáis a anunciar a familiares y a amigos que vais a ser uno más en la familia, muchas de estas personas tan cercanas a vuestra vida, os regalarán diferentes utensilios, prendas o juguetes que necesitareis más adelante. Sin embargo, los preparativos del dormitorio del bebé es una tarea que, normalmente, asumen los progenitores.

Antes de comenzar a comprar el mobiliario para la habitación, tenéis que hacer una lista de lo necesario, de lo que queréis poner, del espacio del que disponéis y de cómo lo queréis distribuir. Es una tarea en la que hay que invertir, además de dinero, bastante tiempo. El objetivo es satisfacer las necesidades evolutivas del niño o la niña, pero también las de confort y seguridad. En este artículo de paraBebés, os contamos cómo decorar la habitación de un bebé.

También te puede interesar: Cuándo empezar a comprar cosas para el bebé

Características de la habitación de un bebé

¿Cómo decorar la habitación de un bebé? Probablemente tengas un montón de ideas guardadas sobre cómo quieres decorar la habitación. Hay múltiples alternativas y estilos posibles. Sin embargo, previo a comprar el mobiliario, hay que tener en cuenta algunas características, que siempre y cuando sea posible, debe tener una habitación infantil.

  • Amplitud: es un requisito que no en todos los hogares se puede cumplir. Aun así, hay maneras de optimizar el espacio y procurar que el bebé tenga asignada una zona de descanso y una zona de juegos. Para aquellas habitaciones donde hay poco espacio, existen muebles convertibles que ayudan a sacarle más partido a las dimensiones del dormitorio.
  • Tranquilidad: la habitación de un bebé debe ser tranquila y evitar el exceso de ruidos que puedan llegar del exterior o la sobresaturación de juguetes y colores muy llamativos que puedan estresar al bebé.
  • Espacio y juguetes: ni cuando nace ni cuando el bebé se hace más mayor, necesita tener una habitación sobrecargada de juguetes, ya que no va a disfrutarlos ni a darles el valor que tienen. Al contrario, puede saturarse de tantos objetos alrededor. Es preferible tener pocos juguetes y variarlos con frecuencia.
  • Luz y ventilación: siempre que sea posible será mejor optar por luz natural y tener la posibilidad de ventilar la habitación correctamente.
  • Atender a las necesidades básicas: antes de comprar elementos decorativos para el dormitorio, es recomendable hacer una lista sobre lo realmente necesario para el bebé y, posteriormente, continuar con otros elementos.

Qué se necesita para la habitación de un bebé

Si te preguntas qué se necesita para la habitación de un bebé, al principio no vais a necesitar mucho mobiliario. De hecho, la mayoría de los bebés duermen, hasta mínimo los 6 meses, en la habitación de sus padres. Sin embargo, hay algunos imprescindibles con los que tenéis que contar para montar la habitación.

  • Cuna: esta tiene ser segura, evitando barras separadas donde el bebé pueda meter la cabeza, la base debe tener la posibilidad de adaptarse al crecimiento, poner un colchón adecuado, el largo debe ser 20 centímetros más que el del bebé, pintura no tóxica y ruedas que se puedan bloquear.
  • Ropa de cama: debe ser de algodón, evitando el uso de almohadas hasta el año y el uso de chichoneras por el riesgo que entrañan ante un posible ahogamiento. Deben ser fundas perfectamente adaptables y evitando que hagan muchas arrugas, hay que procurar que sea lo más confortable posible, ya que el bebé duerme muchas horas.
  • Cambiador: para escogerlo hay que tener en cuenta las necesidades del niño pero también las vuestras, en cuanto a comodidad y utilidad se refiere, las patas si están separadas dan mayor estabilidad, es preferible que posea barandilla protectora y que sea práctica y funcional, teniendo todo lo que necesites para el cambio de pañal a mano.
  • Armario: especialmente para guardar elementos y útiles que necesitéis en los primeros meses y no queráis dejar por medio.
  • Sillón o mecedora: ideal para dar el pecho o el biberón.
  • Mesa auxiliar.
  • Disponer de un suelo cálido y mullido.

En estos artículos, te contamos la lista de cosas necesarias para un bebé y cuándo empezar a comprar cosas para el bebé.

Seguridad infantil en la habitación del bebé

En los primeros meses que el bebé no se mueve, no hay tantos peligros como cuando empieza a desplazarse. Lo mejor será tomar todas las medidas de seguridad infantil en la habitación del bebé desde el inicio. Para ello, hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Electricidad: si los enchufes se encuentran a una altura accesible para el bebé, habrá que taparlos.
  • Suelo antideslizante, especialmente útil cuando el bebé comienza a dar sus primeros pasos.
  • Esquinas de los muebles: si el mobiliario tiene esquinas pronunciadas podéis poner goma espuma en los picos evitando así golpes. Normalmente, el mobiliario de los bebés ya viene preparado con puntas redondeadas.
  • Alejar la cuna de ventanas, cortinas y persianas. Cuando el bebé no es capaz de moverse no hay peligro. Sin embargo, cuando son capaces de ponerse de pie, estos elementos pueden convertirse en toda una amenaza.
  • Protector de puertas con el fin de que la puerta no de portazo.
  • Pintura no toxica: todo aquello que vaya con pintura, debe tener garantías de que no es tóxica.

Cómo decorar las paredes de la habitación de un bebé

¿Cómo hago para decorar el cuarto de mi bebé? Las paredes son un buen elemento para decorar la habitación sin tener que emplear objetos que obstaculicen y resten espacio. Para decorar las paredes de la habitación de un bebé, las ideas y colores más elegidos son:

  • Amarillo y naranja: dan mucha alegría, especialmente el amarillo porque incita a la calma.
  • Azul: es una elección perfecta para dar tranquilidad y luminosidad al espacio.
  • Verde: los tonos en verde pastel dan el mismo efecto que el azul, tranquilidad y luminosidad.
  • Blanco o gris claro: permiten combinar el mobiliario con cualquier color. El gris es tendencia.
  • Empapelar: si no es el dormitorio entero, una parte. Hay estampados variados que pueden dar sensación de más espacio a la habitación.
  • Murales temáticos: han ganado mucho protagonismo, pues dan un toque original a la habitación. Además, los murales permiten decorar la habitación de un bebé sin necesidad de emplear elementos que quiten espacio.

En este artículo, verás cómo afectan los colores al estado de ánimo.

Estructura de la habitación de un bebé

Ya sabemos que un elemento fundamental es la cuna, pero la zona de juegos también debe serlo. Por eso se pueden diferenciar empleando elementos como un biombo o dosel para diferenciar la zona de descanso de la lúdica. Empapelar una de las paredes para diferenciar las zonas o una alfombra y guirnaldas que delimiten el espacio.

Es preferible no abusar de muebles ni elementos. Los juguetes pueden estar recogidos en módulos o en cestos y cambiarlos con frecuencia. Además, el niño o la niña necesita espacios sencillos con estímulos, pero no más de los que pueda asimilar.

Si tú o alguien cercano va a tener un bebé, en este artículo, encontrarás ideas para regalar a un bebé, prácticas y originales, para colocar en la habitación del bebé.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo decorar la habitación de un bebé, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Consejos para embarazadas.

Bibliografía
  • Faap, A. T. M. R., & Shelov, S. P. (2016). El cuidado de su bebé y el niño pequeño: desde el nacimiento hasta los cinco años (3 New Rev ed.). American Academy of Pediatrics.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo decorar la habitación de un bebé
Cómo decorar la habitación de un bebé

Volver arriba