Compartir

Cómo calmar a un bebé que llora

 
Por Eva Martínez Fierro. 8 julio 2020
Cómo calmar a un bebé que llora

Durante la crianza de los hijos e hijas, se darán muchas situaciones en las que los bebés se muestren incómodos o lloren y los padres y madres no saben muy bien cómo afrontarlas. Es totalmente normal que los bebés lloren, ya que el llanto es una de sus principales vías de comunicación con los adultos. Por ello, es imprescindible responder de inmediato a su incomodidad, averiguar la causa que la produce y aplicar la estrategia que permita solucionarla.

En este artículo de paraBebés vamos a ver 15 consejos para calmar a un bebé que llora, explicando las causas más frecuentes del llanto del bebé.

También te puede interesar: Mi bebé llora mucho: por qué y qué hacer

Conocer la causa y atenderla

Los bebés tienen una forma particular para comunicarse con las personas que les ofrecen cuidados habitualmente: el llanto. A través de él, nos indican las necesidades que les surgen como pueden ser el hambre, el sueño, el pañal sucio... durante los primeros meses este llanto será igual para todo y, poco a poco, lo irán modificando y tendrán tonos y lloros particulares para cada necesidad.

Pues bien, cuando un bebé comienza a llorar, lo primero que debemos hacer es observar las señales que nos indiquen qué le pasa. Vamos a ver las causas más frecuentes que les producen el llanto.

  • Estímulos: los bebés pueden encontrarse nerviosos porque haya demasiados estímulos a su alrededor, porque se separan de él sus figuras de apego, porque está en brazos de alguien desconocido... los lugares tranquilos y los brazos de su madre o de su padre calmarán esta situación.
  • Incomodidad: puede deberse a una temperatura ambiental inadecuada, pañal sucio o aburrimiento. Cambiarle de ropa, bañarle, quitarle el pañal u ofrecerle algún juego estimulante harán que nuestro bebé cambie su estado de ánimo.
  • Irritabilidad: cuando un bebé está irritable suele deberse a algún dolor o molestia o a un cansancio excesivo. La salida de dientes, los efectos secundarios de las vacunas o algunas enfermedades harán que el niño o niña llore bastante rato. El descanso será su mejor aliado.
  • Gases: los gases suelen incomodar mucho a los bebés. Les producen incomodidad y dolor de barriga. Para aliviar estas molestias, es importante hacer eructar a los bebés después de las tomas, dar masajes circulares en su barriga y portearles mucho. En este artículo explicamos cómo calmar a un bebé con cólicos.
  • Hambre: el llanto de un bebé con hambre es fuerte y desconsolado. Lo mejor es anticiparse a este momento y alimentarle antes de que empiece a mostrar los signos de hambre.

Además de estas causas, los bebés pueden llorar por infinitos motivos que los padres y madres irán viendo con el tiempo a la vez que se van conociendo mutuamente. Por ello, vamos a ver maniobras generales que podemos llevar a cabo para calmar a un bebé.

Llevarle a un lugar tranquilo

La primera recomendación para calmar a un bebé que llora mucho es llevarle a una estancia más tranquila. Si los bebés están en un lugar con mucho ruido, mucha luz y muchos estímulos, pueden sentirse bastante incómodos, sobre todo si son recién nacidos. Hay momentos que necesitan tranquilidad y estar con sus figuras de apego para relajarse. Además, les ayudará a comer y a dormirse con mayor facilidad.

Darle muchos mimos

El exceso de cariño a un bebé nunca va a hacerle daño. Abrazarle, acariciarle, besarle, mecerle, etc., le hará sentirse muy bien y relajarse en los momentos en los que se encuentre más tenso. Si estas acciones las lleva a cabo su figura de apego, el resultado será más reconfortante aún. Por tanto, es una estrategia fundamental para relajar a un bebé cuando está llorando.

Cómo calmar a un bebé que llora - Darle muchos mimos

Hablarle con voz tranquila

Los bebés identifican los cambios en la voz prácticamente desde el momento del nacimiento. Son capaces de identificar si estamos enfadados, tristes o contentos al comunicarnos con ellos. Por eso, es imprescindible hablarles en un tono normal o bajo sin alteraciones si pretendemos que se relajen.

Mantener la calma

Los llantos de los bebés pueden poner nerviosos a los padres y madres. Pero esto puede ser totalmente contraproducente. Mantener la calma hará que el bebé comience a tranquilizarse también ya que, como hemos mencionado antes, son capaces de identificar también nuestros estados de ánimo.

Probar diferentes posturas

Si lo que incomoda a nuestro bebé son los gases, por ejemplo, un cambio postural puede resultarnos efectivo. También hay posiciones en las que los bebés pueden relajarse más fácilmente, como por ejemplo, boca abajo y sujetado como en la imagen.

Cómo calmar a un bebé que llora - Probar diferentes posturas

Arrullarlo

El arrullo en los recién nacidos, sobre todo, es un método muy eficaz para calmarles. Envolverles en una tela les recordará a la posición que tenían dentro del útero materno y les aportará seguridad y tranquilidad. Además, ayudará a que concilien mejor el sueño. Aquí explicamos cómo arrullar a un bebé paso a paso.

Mecerlo con suavidad

Siguiendo con los recuerdos de cuando se encontraban en la barriga de su madre, mecer a los bebés les llevará a esos momentos donde se encontraban flotando en el líquido amniótico. Por ello les encanta pasear en brazos.

Ofrecerle posibilidades de succión

La succión calma y relaja a los bebés. Si se alimentan a través de lactancia materna, ponerte a tu bebé al pecho hará que se tranquilice de forma muy rápida. Si no, existen alternativas como chupetes o biberón. En este artículo hablamos de cómo y cuándo ofrecer el chupete.

Darle un paseo

Otra estrategia para calmar a un bebé que llora es caminar con él. Ya sea en brazos o en el carrito, el movimiento y el cambiar de estancia pueden ayudar a que el bebé se calme y deje de llorar.

Darle un masaje

Los masajes relajan a los bebés y a los adultos. Para darle un buen masaje, pon a tu bebé en un sitio tranquilo y conocido para él. Puedes usar aceite o crema corporal, hablarle de forma suave y ayudarte de tus manos o de plumas. ¡Seguro que le encanta!

El ruido blanco

En el útero materno los bebés están acostumbrados a escuchar los latidos del corazón de la madre y el movimiento de la sangre por las venas. En el exterior, ruidos como la batidora, la lavadora o el secador harán que se tranquilicen en el momento, ya que se asemejan a lo que escuchaban en la barriga.

Porteo

No hay nada mejor para los bebés que estar pegados al cuerpo de sus padres o sus madres. Se sienten arropados y escuchan los latidos del corazón tan conocidos para ellos. El porteo es una técnica muy beneficiosa para ambos, ya que además de ser muy confortable para los niños y niñas, deja libertad de movimientos para la persona que los lleva.

En este aspecto, es fundamental elegir un portabebés ergonómico que respete la postura del bebé manteniendo la posición de ranita, la espalda en forma de “C” y la cabeza a la altura de un beso del adulto.

Comprueba su temperatura corporal

El exceso de frío o de calor hará que el bebé no esté cómodo. Comprueba la temperatura de la estancia donde se encuentre y su temperatura corporal.

Desnudarle

La ropa, las etiquetas o los pañales pueden incomodar a los bebés en ciertos momentos. Si no consigues que se calme con nada, una buena opción es desnudarle y comprobar que no hay nada que le esté causando alguna molestia.

Ofrécele algún estímulo que le atraiga

Muchas veces los bebés lloran por aburrimiento. Otro truco para calmar a un bebé que llora sin parar es distraerle con algo que capte su atención. Ten a mano siempre algún juguete, sonajero o cuento adaptado a su edad para ofrecérselo en momentos donde no tenga hambre ni sueño.

En definitiva, los bebés pueden llorar por muchas causas diferentes que poco a poco irán aprendiendo sus cuidadores y cuidadoras. Responder a sus necesidades de forma inmediata mejorarán el bienestar de los niños y niñas aportándoles seguridad y tranquilidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo calmar a un bebé que llora, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Antzorena, I. (2016). 6 razones para portear desde recién nacido (y sus primeros 365 días).
  • Sanz, E. (2020). ¿Puede el ruido blanco ayudarnos a dormir mejor?

Escribir comentario sobre Cómo calmar a un bebé que llora

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo calmar a un bebé que llora
1 de 3
Cómo calmar a un bebé que llora

Volver arriba