Compartir

Cómo arrullar a un bebé para dormir

Cómo arrullar a un bebé para dormir

Los bebés pasan 9 meses en el interior de la barriga de mamá rodeados por el líquido amniótico que les amortigua cualquier ruido del exterior y les protege frente a posibles golpes. Allí dentro adoptan la conocida “postura fetal” donde sus piernas y sus brazos están totalmente recogidos y cobijados por las paredes uterinas.

Una vez que nacen, comienzan a recibir un montón de estímulos del exterior: sonidos, luces, sensaciones… no es de extrañar que los recién nacidos necesiten el contacto piel con piel con su madre, la única referencia que tienen hasta el momento. Necesitan sentirse arropados al igual que estaban en el útero materno y, los arrullos, pueden servir para ayudarles a dormir los primeros días o meses de vida.

En este artículo de paraBebés vamos a ver si es bueno arrullar a un bebé para dormir y cómo podemos hacerlo.

También te puede interesar: Cómo dormir a un bebé rápido

¿Es bueno arrullar a un bebé?

La mayoría de los padres que tengan o hayan tenido un bebé, habrán experimentado cómo los recién nacidos están muy tranquilos en los brazos de la persona que los sostiene hasta que les dejan tumbados en la cuna o en el cochecito de paseo. En ese momento empiezan a llorar hasta que son nuevamente cogidos. “Es que no me deja hacer nada” o “solo quiere brazos” son expresiones comúnmente escuchadas a los recientes papás y mamás. Y esto solamente responde a la necesidad que tienen los bebés de sentirse seguros y protegidos, rodeados por una manta o por los brazos del adulto. Después de estar en la barriga durante tantos meses, no se sienten a gusto estando solos en un colchón donde tienen un montón de espacio y en una posición muy diferente a la adoptada dentro del vientre materno.

El arrullo nos va a facilitar la transición del útero al exterior y puede ayudarnos en esos momentos en los que el bebé está muy irritable o no consigue dormirse a pesar de tener sueño. Arrullar a un bebé es una técnica muy usada antiguamente, pero que últimamente había dejado de utilizarse. En los últimos tiempos, se está volviendo a popularizar su uso y podemos encontrar mantas específicas para arrullar a los bebés en cualquier tienda de puericultura.

Pero, ¿sabes cómo arrullar correctamente a tu bebé? o ¿cómo podemos arrullar a un recién nacido para que se duerma? Sigue leyendo para descubrirlo.

Cómo arrullar a un bebé para que se duerma

El arrullo va a aportar a los bebés la seguridad y la tranquilidad que necesitan y que tenían en la barriga antes de nacer, además de ayudarles a conciliar el sueño. Para arrullar a un recién nacido, necesitaremos una tela fresca que permita la transpiración, siendo perfectas las muselinas ya que tienen un tamaño perfecto y su tejido es bastante fino.

Si lo preferimos, podemos comprar un arrullo preparado para este fin en cualquier tienda de bebés que, en vez de ser cuadrados o rectangulares, tienen la forma hecha para hacer más fácil la acción de envolver al bebé y cuentan además con velcros que permiten su cierre. Lo recomendable es hacerlo cuando el bebé tenga mucho sueño, ya que arrullarle en momentos donde esté muy despierto, puede reducir su movilidad y limitar su desarrollo.

Hay varios métodos para hacerlo, dependiendo de las culturas o del país donde vivamos, pero vamos a ver paso a paso cómo podemos hacerlo de una forma muy rápida y sencilla.

Cómo arrullar a un bebé: paso a paso

Si vamos a envolver al bebé con una manta o muselina, tenemos que seguir los siguientes 6 pasos facilísimos para conseguir un arrullo perfecto. ¡toma nota!

  1. Extiende la manta en una superficie lisa
  2. Coge una de las esquinas y dóblala hacia el centro
  3. Pon al bebé tumbado boca arriba alineando sus hombros con la parte lisa que queda en la parte superior (justo en el doblez que hemos hecho en el paso anterior)
  4. Flexiona los brazos del bebé y lleva la esquina derecha del arrullo hasta el lado izquierdo, cubriendo su brazo y su pecho
  5. Coge la esquina inferior y llévala hacia arriba (hacia el cuerpo del bebé) dejando libres sus piernas
  6. Coge la esquina izquierda y llévala hacia la derecha, al igual que en el paso 4, y mete los bordes debajo de su espalda para que no se mueva y ¡listo! ya tenemos a nuestro bebé dentro del arrullo

Lo más importante es asegurarse de que su cabeza no queda cubierta y de que sus piernas tienen libertad de movimiento.

Precauciones que debemos tener a la hora de arrullar a los bebés

Como hemos visto, arrullar a los bebés tiene muchos beneficios, pero no por ello está exento de ciertos riesgos que debemos tener en cuenta.

  • Displasia de cadera. Debemos dejar las piernas libres como hemos visto anteriormente, para que las pueda mover sin dificultad para evitar crear una lesión en la cadera.
  • Muerte súbita. Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para evitar la muerte súbita nos indican, entre otras cosas, que el bebé debe acostarse boca arriba en la cuna con un colchón firme, con las sábanas bien ajustadas y sin peluches o arrullos alrededor. Esto evitará además el riesgo de asfixia. El mayor porcentaje de muerte súbita del lactante se produce entre el segundo y el sexto mes de vida, por lo que concluimos que, durante los primeros días, podremos usar el arrullo vigilando que nunca le tape la cara al recién nacido. Además, el arrullo hace que los bebés tengan un sueño más profundo y les cueste más despertarse, por lo que el riesgo de muerte súbita también aumenta ya que ambos hechos están íntimamente relacionados.
  • Edad. Debemos dejar de practicar esta técnica antes de los dos meses de edad como mucho, ya que los bebés comienzan a tener más movilidad y fuerza y pueden deshacer el arrullo y ponérselo delante de la cara.

En definitiva, si hacemos un uso responsable del arrullo en momentos puntuales y no muy prolongados, y siempre bajo vigilancia, nos puede servir como herramienta para ayudar a tranquilizar a nuestro bebé, calmar los cólicos o ayudarle a conciliar el sueño.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo arrullar a un bebé para dormir, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Cuidados del bebé.

Bibliografía
  • Autor desconocido (8 de marzo de 2016). ¿Qué tan bueno es arrullar a los bebés? Recuperado de https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16531487
  • Organización Mundial de la Salud (19 de septiembre de 2019). Reducir la mortalidad en los recién nacidos. Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/newborns-reducing-mortality

Escribir comentario sobre Cómo arrullar a un bebé para dormir

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
juan lopez mendez
es bbonito saber como se arrulla a los niños recien nacido para e buen desarrollo de las practicas de crianza de los padres de o madres de familia en la comunidad en la que vivimos hoh en dia

Cómo arrullar a un bebé para dormir
Cómo arrullar a un bebé para dormir

Volver arriba