menu
Compartir

Cómo aliviar el dolor de vacunas en bebés

Cómo aliviar el dolor de vacunas en bebés

Las vacunas son sustancias que generan en el organismo una inmunidad especifica ante ciertos virus y bacterias. Es durante la infancia cuando se administran la mayor cantidad de ellas, buscando proteger a los bebés de enfermedades infecciosas, que en ocasiones pueden ser mortales. La vía frecuente de administración de estos compuestos es la vía intramuscular, generando en el bebé dolor fuerte al momento de colocarla y en horas posteriores, que suele venir acompañado de malestar y quebranto.

En este artículo de paraBebés, explicamos cómo aliviar el dolor de vacunas en bebés a través de algunas técnicas y remedios que debes tener en cuenta los días de vacunación.

También te puede interesar: Cómo aliviar el reflujo en bebés

Información sobre las vacunas

Las vacunas son preparaciones que contienen microorganismos atenuados, es decir, debilitados, que se encargan de estimular al organismo para que genere anticuerpos sin padecer la enfermedad. Su función es generar inmunidad ante virus y bacterias específicos, previniendo así enfermedades infecciosas que pudieran poner en peligro la vida.

Ahora bien, estas sustancias se comienzan a administrar en el bebé en los días posteriores al nacimiento a través de inyecciones por vía subcutánea e intramuscular, en algunos casos, se administran por la vía oral a través de gotas, como es el caso de la vacuna rotavirus.

La mayoría de las vacunas se colocan a través de vía intramuscular, que puede resultar bastante doloroso para el bebé desde el momento del pinchazo. Este malestar en la zona de punción se puede extender por varios días dependiendo de la vacuna que le sea administrada. Para aliviar este dolor de las vacunas en tu bebé, los siguientes remedios y consejos te serán de gran utilidad.

Amamantar

El llamado "tetanalgesia" significa calmar el dolor del bebé a través del amamantamiento antes, durante y después de un procedimiento médico, en este caso específico, la vacunación. Diversos estudios han demostrado que la lactancia materna puede disminuir el dolor en el bebé, pues actúa como un calmante. Estos estudios concluyeron que los bebés que fueron amamantados durante el procedimiento mostraron puntuaciones más bajas de dolor y lloraron unos 38 segundos menos que los que no fueron amamantados. Es por esto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda esta técnica por ser cómoda y segura, sin necesidad de administración de otros analgésicos.

En el sigueinte artículo, explicamos los Mitos y realidades de la lactancia materna .

Agua azucarada

Se ha evidenciado que el azúcar ayuda a calmar el dolor en los recién nacidos, a pesar de que su analgesia no dura muchos minutos, resulta bastante útil en procedimientos médicos rápidos que pueden ser dolorosos, como es la vacunación. Se debe tener en cuenta esta técnica en caso que la madre no puede amamantar al bebé durante el procedimiento o cuando es el padre u otro cuidador quien lo acompaña. Para esto, se debe administrar 2 ml agua azucarada (sacarosa al 25%), a sorbos y con una jeringa. Para que sea efectivo se le debe ofrecer al bebé unos 2 minutos antes del pinchazo. Este método demostrando gran eficacia, eso sí, su efecto analgésico solo dura unos 10 minutos.

Caricias y abrazos

¿Calmar el dolor de la vacuna de un bebé de meses? Otra técnica para aliviar el dolor de las vacunas en el bebé es el contacto piel con piel con la madre, llamado también método de la madre canguro. Estudios científicos han demostrado la disminución de la sensación de dolor en el bebé cuando la madre lo abraza, le da suaves caricias, lo tiene pegado a su pecho, le habla o tararea alguna canción.

Cremas anestésicas

¿Que hacer para que no le duela el pinchazo de la vacuna al bebé? Las cremas anestésicas como lidocaína liposomal y los spray anestésicos, son de gran ayuda para prevenir el dolor al momento de la colocación de la vacuna. Una hora antes de la vacunación, se unta la crema anestésica en la zona donde se hará la punción y se procede a tapar con una gasa, luego se debe esperar como mínimo media hora a que haga efecto.

Se debe tener en cuenta que la actuación de estos anestésicos dura un tiempo determinado, por lo que el dolor puede aparecer posterior a la punción. Esta técnica, aunque puede ser beneficiosa, no está aconsejada por la OMS por tener altos costos en su implementación.

Método de las 5 eses

Este método ha tenido una gran aceptación en la comunidad pediátrica y fue introducido por médicos del Hospital Infantil de King´s Daughters en Norfolk, Virginia, Estados Unidos. Se denomina así por sus siglas en ingles (swaddling, side, shushing sounds, swinging, sucking). En este método incluyen 5 tareas que deben realizarle la madre al bebé para tranquilizarlo, ya sea durante la vacunación o en otros procedimientos que angustien al bebé, consta de 5 pasos entre estos:

  1. Envuelve al bebé en una manta y dentro de tus brazos. En este artículo explicamos Cómo arrullar a un bebé.
  2. Coloca al bebé en posición de costado o boca abajo.
  3. Susurra sonidos para calmarlo, como "sssshhhhh".
  4. Balancea suavemente al bebé dentro de tus brazos de un lado al otro.
  5. Estimula la succión, puedes amamantarlo o darle el chupete.

Analgesia

Las vacunas suelen venir acompañadas de dolor, malestar y quebranto, por eso el pediatra indicará un medicamento analgésico y antipirético para aliviar estos síntomas después de la vacuna, pues diversos estudios han demostrado que pueden bajar la efectividad de la vacunación en caso de ser administrados antes.

Compresas de agua fría

Veamos otro de los remedios para las vacunas en bebés. Para aliviar el dolor, calor e inflamación que puede causar la vacuna en el brazo o pierna de tu bebé, utiliza una compresa con agua fría y ponla directamente sobre la zona afectada. Coloca esta compresa sobre la piel por 10 minutos y repite este procedimiento 3 veces al día por 2 días.

Manzanilla y tilo

Si tu bebé es mayor de 6 meses y ya has incluido alimentación complementaria, puedes ofrecerle una infusión de manzanilla o tilo, disminuirá la sensación de malestar y dolor. Prepara esta infusión en una taza de agua hervida con una bolsita de té, luego cuando esta tibia o templada, ofrécela en un vaso o biberón una vez al día.

En este artículo explicamos Cómo preparar manzanilla para bebés.

Es normal que el bebé curse con dolor en la zona de la punción luego de la vacunación, el quebranto y malestar pueden perdurar por unos dos días, a pesar de que las vacunas son bastante seguras y sus complicaciones son muy poco probables, debes estar atenta ante otros síntomas como fiebres altas, convulsiones o infección en la zona de punción, ante cualquiera de estos síntomas debes acudir al médico/a para que el bebé sea evaluado.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aliviar el dolor de vacunas en bebés, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud del bebé.

Bibliografía
  • Organización mundial de la salud (2015). Por una Vacunación más agradable. Recuperado de: https://www.who.int/features/2015/vaccinations-made-friendly/es/
  • Harrison, D. (2020). ¿La lactancia materna alivia el dolor de la vacunación en los lactantes con edades de uno a 12 meses?

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Maritzs
Excelente

Cómo aliviar el dolor de vacunas en bebés
Cómo aliviar el dolor de vacunas en bebés

Volver arriba