menu
Compartir

Beneficios de comer guisantes en el embarazo

 
Por Leidy Mora. 12 abril 2022
Beneficios de comer guisantes en el embarazo

Es bien sabido que durante la gestación las necesidades nutricionales aumentan considerablemente con el fin de mantener la salud de la madre y fomentar la correcta formación y desarrollo del bebé. Esta es la razón por la que los médicos recomiendan una dieta balanceada, que esté basada en alimentos saludables que aporten vitaminas, minerales y proteínas que favorezcan la correcta nutrición.

Uno de los alimentos completos que cumplen con estos requisitos son los guisantes, una legumbre ampliamente consumida en el mundo. En este artículo de paraBebés, te contaremos cuáles son los beneficios de comer guisantes en el embarazo, describiendo 10 de sus principales propiedades.

También te puede interesar: Beneficios de la avena en el embarazo

Tienen un alto nivel nutricional

Los guisantes (Pisum sativum), son una semilla comestible que pertenece a la familia de las legumbres. Debido a sus características y sus propiedades nutricionales, los guisantes son un alimento muy recomendable a consumir durante el embarazo. Estos no solo aportan nutrientes, sino que ayudan a prevenir distintas molestias habituales en esta etapa como el estreñimiento, la fatiga y la anemia.

Así pues, si hablamos de los beneficios de comer guisantes en el embarazo, debemos comenzar por hablar de su gran aporte nutricional, pues son una fuente rica en proteínas, vitaminas, minerales y fibra. Veamos en detalle cuáles contienen:

  • Vitaminas: Vitamina A, vitamina B1-B3, ácido fólico, vitamina C y vitamina K.
  • Minerales: hierro, fosforo, potasio magnesio y calcio.
  • Ricos en proteínas vegetales y en aminoácidos como leucina, la lisina, la fenilalanina, la arginina o la alanina.

Todo esto lo hace que los guisantes sean uno de los alimentos más completos y con más versatilidad en la cocina, ya que pueden consumirse en sopas, ensaladas y guisos.

Favorecen el desarrollo óseo del bebé

Uno de los beneficios de comer guisantes en el embarazo es que contienen prácticamente todos los minerales y vitaminas necesarios para la formación del esqueleto del bebé y su desarrollo óseo, como es el calcio con 37,5 mg por cada 100 gramos, además de magnesio, fosforo, zinc y selenio.

Además, estos minerales también fortalecen los huesos de la madre y ayudan a prevenir posibles afectaciones en sus huesos y dientes.

Ayudan a mejorar la salud digestiva

La motilidad intestinal se ve afectada en el embarazo por la acción de hormonas, como la progesterona y los estrógenos, sobre el sistema digestivo. Por ello, es importante elegir alimentos ricos en fibra soluble como los guisantes, que contienen alrededor de 7.8 gramos de fibra por cada 100 gramos.

Así pues, comer guisantes en el embarazo permite mejorar el tránsito intestinal y, de esta manera, disminuir el riesgo de padecer estreñimiento, gases y otros problemas derivados del enlentecimiento de las digestiones. Otra de las propiedades de los guisantes es que mejoran la flora bacteriana.

Beneficios de comer guisantes en el embarazo - Ayudan a mejorar la salud digestiva

Disminuyen el riesgo de sufrir de anemia gestacional

Otro de los beneficios de comer guisantes en el embarazo es la prevención de la anemia gestacional. Los guisantes son ricos en hierro no hemo, es decir, hierro de origen vegetal. Por ello, su consumo regular evita que la madre sufra anemia, es decir, evita que disminuya la hemoglobina en sangre, una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y cuya función es llevar oxígeno al organismo de la madre y al bebé por medio de la placenta.

Además, otra de las propiedades de los guisantes en el embarazo es que favorece la producción de células sanguíneas como los glóbulos rojos. Ante todo, cabe destacar que para favorecer la absorción del hierro, presente en los guisantes, es importante combinarlos con alimentos ricos en vitamina C.

Refuerzan el sistema inmunológico

Como hemos dicho anteriormente, los guisantes destacan por ser una fuente de vitamina C, lo cual ayuda a reforzar el sistema inmunológico de la gestante con el fin de evitar que el cuerpo rechace al feto. En este artículo, te contamos cómo tomar vitamina C en el embarazo.

Además, comer guisantes en el embarazo ayuda a prevenir infecciones habituales como resfriados o infecciones urinarias.

Contienen ácido fólico

Otra de los beneficios de consumir guisantes es que contienen, aproximadamente, 80mgr de ácido fólico. Esta vitamina es esencial en el embarazo para la correcta formación del bebé, pues los folatos ayudan al proceso de división celular y a la formación de las células sanguíneas.

Se ha demostrado que una dieta rica en ácido fólico previene defectos en el nacimiento relacionados con la formación del sistema nervioso central, como la espina bífida y la anencefalia. En este artículo encontrarás información sobre todos los beneficios del ácido fólico en el embarazo.

Beneficios de comer guisantes en el embarazo - Contienen ácido fólico

Son una gran fuente de proteínas

Los guisantes, así como otras legumbres como las lentejas, son ricos en proteínas vegetales. Aproximadamente, contienen 5,3 gramos por cada 100 gramos. Aportan los aminoácidos necesarios para la formación y crecimiento del bebé, además de favorecer el desarrollo de sus tejidos corporales.

Otro de los beneficios de los guisantes en el embarazo es que contienen magnesio, un nutriente necesario para regular las funciones de los músculos y del sistema nervioso en formación, el crecimiento óseo del bebé y el metabolismo energético.

Mantienen la salud cardiovascular

Las propiedades de los guisantes en el embarazo ayudan a mantener la salud cardiovascular y circulatoria. Estos poseen propiedades vasodilatadoras, lo que favorece la circulación sanguínea materna y previene la hipertensión arterial en esta etapa y la temida preeclampsia. Además, también previenen el aumento del colesterol, pues son capaces de disminuir el colesterol LDL en sangre.

Disminuyen el riesgo de padecer diabetes gestacional

Entre los beneficios de comer guisantes en el embarazo se encuentra la disminución del riesgo de padecer diabetes, debido a que contienen hidratos de carbono complejos que evitan las subidas rápidas de glucosa en sangre, manteniendo la sensación de saciedad. En este artículo encontrarás más información sobre la diabetes gestacional: causas, síntomas y tratamiento.

Beneficios de comer guisantes en el embarazo - Disminuyen el riesgo de padecer diabetes gestacional

Aportan energía a la gestante

Un síntoma característico del embarazo es sentir fatiga y sueño, debido a la gran cantidad de procesos que el cuerpo realiza para favorecer el desarrollo del bebé. Para combatir este desgano, es recomendable consumir guisantes en el embarazo, pues contienen carbohidratos complejos que proporcionan energía de forma estable y duradera.

Como vemos los beneficios de comer guisantes en el embarazo son muchos, por lo que es importante consumirlos de 2 a 4 veces por semana y que busques aquellos que tengan las vainas muy verdes, brillantes y turgentes. Los guisantes son alimentos de fácil digestión y no suelen causar gases y otros malestares. Ante todo, escoge siempre alimentos permitidos en esta etapa y evalúa como responde tu organismo a su consumo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Beneficios de comer guisantes en el embarazo, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud en el embarazo.

Bibliografía
  • Consenso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (2011). Guisante. Recuperado de: https://fen.org.es/MercadoAlimentosFEN/pdfs/guisante.pdf
  • Fundación española de nutrición. (2021). Informe sobre Legumbres, Nutrición y Salud. Recuperado de: https://www.fen.org.es/storage/app/media/imgPublicaciones/informe-legumbres-nutricion-y-saludvw.pdf
  • Medicadiet (2015). Guía de alimentación para embarazadas. España. Recuperado de: https://seedo.es/images/site/Guia_Alimentacion_Embazaradas_Medicadiet.pdf

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?
Beneficios de comer guisantes en el embarazo
1 de 4
Beneficios de comer guisantes en el embarazo

Volver arriba