Compartir

Bebé en la playa: edad, cuidados y consejos 

 
Por Eva Martínez Fierro. 22 junio 2020
Bebé en la playa: edad, cuidados y consejos 

Si tienes un bebé y estás pensando en ir a la playa con él en verano, seguramente te preguntes a partir de qué edad puedes llevarle o qué cosas necesitas para convertir el día de playa en una experiencia fantástica. A parte de las horas de sol, debemos tener en cuenta otros aspectos como la protección solar, la hidratación o los sistemas anti ahogo para que lo único de lo que tengamos preocuparnos sea de disfrutar.

Por eso, en este artículo de paraBebés vamos a ver la edad, los cuidados y los consejos para llevar a un bebé a la playa, cuándo podemos ir con él, los beneficios que tiene la playa y todas aquellas cosas que tenemos que llevar.

También te puede interesar: A qué edad puede viajar un bebé en avión

Cuándo un bebé puede ir a la playa

Los bebés son muy sensibles a la radiación solar, por lo que no deberían ir a la playa mínimo hasta los 6 meses de edad. Si tienes un bebé menor de esa edad, puedes dar un paseo a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, pero no a pasar el día ni un largo rato allí ya que son muy susceptibles a sufrir golpes de calor o deshidrataciones.

A partir de los 6 meses de edad puedes ir en ratitos cortos, evitando las horas centrales del día (12h – 17h), mojando su cuerpo de forma habitual y ofreciéndole bebida y comida con bastante frecuencia.

Para poder llevarlos con seguridad, a lo largo del artículo veremos los cuidados que debemos seguir y las cosas recomendables que debemos llevar para evitar cualquier tipo de peligro.

Beneficios de la playa para los bebés 

Todos sabemos que el agua del mar, por su alto contenido en sal, es muy beneficiosa para la piel, pero, ¿esto es igual para los bebés? Los beneficios de la playa para los bebés a partir de los 6 meses de edad son los siguientes:

  • Aumenta las defensas. Aquí encontrarás información sobre cómo fortalecer el sistema inmunológico en niños.
  • Fortalece el cuerpo
  • Promueve un estilo de vida más saludable reduciendo el sedentarismo
  • Ambiente lleno de estímulos
  • Mejora los vínculos familiares
  • Contribuye a la mejora de su piel, sobre todo para aquellos que tienen dermatitis

Pero para que esto sea así, debemos seguir ciertas precauciones y cuidados que vamos a ver a continuación.

Cuidados para un bebé en la playa

Cuando vamos con un bebé a la playa, debemos tener en cuenta una serie de factores para evitar cualquier tipo de riesgo. Los cuidados básicos que tenemos que tener son los siguientes:

Horas de calor

No debemos llevar a un bebé a la playa de 12 horas a 17 horas aproximadamente, ya que son las horas centrales del día donde mayores temperaturas se registran. Podemos exponer a nuestro hijo o hija a una insolación o deshidratación en cuestión de minutos.

Protección solar

Nunca debemos exponer a nuestro bebé a la luz solar directamente. Debemos buscar sombras y usar parasoles, ropa y protecciones solares para evitar que su piel se queme. Podemos usar gorros, bañadores integrales con protección solar y camisetas.

Hidratación y alimentación

Ofrecerle agua, pecho o leche de fórmula frecuentemente para mantener su hidratación. Si ya ha comenzado la alimentación complementaria, podemos darle también fruta fresca o cualquier snack saludable. En este artículo hablamos sobre la fruta que puede comer un bebé de 6 meses y cómo ofrecérsela.

Chalecos salvavidas

Son un elemento de seguridad recomendado durante el baño, aunque bajo ninguna circunstancia debemos separarnos de ellos por llevarlo. Debemos extremar las precauciones en este sentido.

Como vemos, son varias las cosas que debemos llevar para nuestro bebé. Vamos a ver un listado de aquellas básicas que pueden hacernos falta.

Bebé en la playa: edad, cuidados y consejos  - Cuidados para un bebé en la playa

Qué llevar a la playa con un bebé

Ahora que conocemos las recomendaciones y los beneficios que tiene la playa para los bebés, vamos a ver qué cosas nos van a facilitar su estancia y su baño allí:

Flotador antivuelco

Estos flotadores tienen forma cuadrada o rectangular y llevan una especie de braguita incorporada donde el bebé se queda sentado. Van en función de los kilos que pese el bebé. Pero a pesar de lo que su nombre indica, los flotadores antivuelco no son seguros para los bebés en la playa. El oleaje y la falsa sensación de seguridad que da a los adultos, puede desembocar en un accidente. El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social los desaconseja.

Flotadores para bebé

Al igual que los anteriores, ningún tipo de flotador para bebé está aconsejado. Ni los manguitos, ni los flotadores, ni las tortugas a la espalda. Con ellos, se incrementan las probabilidades de ahogamiento ya que los adultos podemos confiarnos más y sufrir algún percance. Solo hacen falta unos segundos para que un niño o niña se ahogue.

Chaleco salvavidas

Es el sistema anti-ahogo más recomendado. Al ir sujeto al cuerpo y envolver el tronco por completo, evita que la cabeza se sumerja en el agua en cualquier posición, por lo que es seguro. Aun así, en ningún momento debemos perder de vista al bebé y mucho menos soltarle. Siempre deben estar en contacto con el adulto que debe sostener y sujetar.

Toalla o poncho

Los ponchos son un elemento estrella para los bebés. Cubren su cuerpo y su cabeza dejando libertad de movimientos, por lo que es un producto ideal para secarles. También podemos hacer uso de las toallas y llevar un par de ellas por si una está muy mojada.

Esterilla

Es recomendable usar una toalla o esterilla en el suelo, para poder tumbar o sentar al bebé para descansar o comer. La diferencia es que la esterilla “repele” mejor la arena y se mantendrá limpia por más tiempo.

Hamaca

Si tu bebé aún no se mantiene sentado por sí mismo, puedes llevar una hamaca para que se eche la siesta o descanse.

Parasol

Es uno de los elementos esenciales para proteger al bebé del sol. Hay algunos que incluso llevar protección solar añadida y evitarán que expongamos al bebé directamente a los rayos UVA.

Tienda de campaña

Otra opción para proteger al bebé del sol es una tienda de campaña. Con esto también se evitará el viento (que también puede afectar a su piel) y, además, no permitirá la entrada de arena. Incluso puedes meter la hamaca dentro para que descanse sin problemas.

Crema solar

La crema solar es un producto indispensable en la playa y más para los bebés. Puede aplicarse a partir de los 6 meses de vida, que además es la edad recomendada para empezar a llevarles un ratito allí. La mejor crema para el sol que puedes usar es un protector solar mineral con filtros físicos, que tienen menos toxicidad que los que contienen filtros químicos. Es decir, cuanto más natural sea, mejor.

Además de estas cosas y dependiendo de la edad de nuestro bebé, debemos llevar agua, leche de fórmula, fruta, etc., para asegurarnos de que está hidratado y alimentado en todo momento. Siguiendo estas recomendaciones y teniendo las precauciones necesarias con el sol y el agua, principalmente, pasaréis un día estupendo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Bebé en la playa: edad, cuidados y consejos , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Actividades con bebés.

Bibliografía
  • Galán Bertrand, L. (2017). Protección solar ¿Qué debo saber? ¿Los bebés pueden ir a la playa?
  • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (2019). El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad recomienda algunas medidas para prevenir ahogamientos y lesiones graves en medios acuáticos.
  • Ciencia y cosmética. (2016). Filtros físicos: nanopartículas en cremas solares ¿tóxicas?

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Bebé en la playa: edad, cuidados y consejos 
1 de 2
Bebé en la playa: edad, cuidados y consejos 

Volver arriba