Alimentación durante la lactancia para evitar cólicos

Alimentación durante la lactancia para evitar cólicos

La lactancia materna es una buena oportunidad para conservar los hábitos de alimentación saludables que se deben llevar a cabo durante todo el período de gestación. La alimentación debe ser variada y equilibrada para mantener con salud a nuestro organismo. En muchas ocasiones te puede surgir la duda de si algo que hayas comido o bebido puede hacerle daño a tu bebé a través de la leche, ya que hay multitud de mitos y creencias antiguas que atribuían los gases o cólicos de los bebés a la comida ingerida por la madre lactante.

Por ello, en este artículo de paraBebés vamos a ver la alimentación durante la lactancia para evitar cólicos, qué no se puede comer durante la lactancia, alimentos prohibidos durante la lactancia, alimentos que producen gases al bebé y qué comer para que el bebé no tenga cólicos.

Qué no se puede comer durante la lactancia

El período de tiempo que dure la lactancia materna, nos puede recordar a los cuidados que debíamos seguir durante el período de gestación en cuanto a la alimentación. Las recomendaciones no son tan estrictas, puesto que puedes comer embutidos, quesos elaborados con leche fresca, etc., pero deberás tener cierta precaución con algunos tipos de alimentos.

En realidad, se pueden comer todo tipo de alimentos, evitando abusar de comida procesada, alta en grasas saturadas, azúcares, bollería industrial, etc. Los alimentos, pasan en muy pequeñas cantidades a través de la leche materna, solo son capaces de modificar su sabor, algo muy positivo ya que así, el bebé, irá familiarizándose con los sabores de los alimentos. Entre ellos, se encuentran las alcachofas, el ajo, los espárragos o la cebolla.

Lo que sí es recomendable es que la madre que da pecho limite el consumo de pescados de gran tamaño como el tiburón, el emperador o el atún rojo, ya que cuentan con un alto contenido en mercurio, un metal pesado muy perjudicial para la salud que pasa en pequeñas cantidades a través de la leche materna. Asimismo, los infantes menores de 10 años también deberían evitar su consumo según las últimas recomendaciones de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición establecidas en el año 2019.

Alimentos prohibidos durante la lactancia

La Organización Mundial de la Salud recomienda lactancia exclusiva hasta los 6 meses de edad y, complementada con otros alimentos hasta los dos años mínimo. Como ya hemos mencionado, la alimentación de la madre tiene una escasa influencia en la leche que genera y que toma su bebé, por lo que no hay ningún alimento prohibido durante todo el período de la lactancia, que será variable para cada mujer.

Si hay algo que se debe evitar, son todos aquellos alimentos y bebidas que lleven cafeína, sustancias estupefacientes y alcohol, principalmente. Estas sustancias pasan rápidamente a la sangre de las personas que las consumen, por lo que llegan en altas cantidades a la leche materna. Los efectos sobre el bebé son muy perjudiciales, causando irritabilidad, nerviosismo o insomnio en el mejor de los casos.

En los siguientes artículos encontrarás en profundidad: el efecto de tomar café en la lactancia y el efecto de tomar alcohol durante la lactancia.

Alimentos que producen gases al bebé durante la lactancia materna

Los gases se producen durante el proceso digestivo cuando los alimentos se transforman en energía para nuestro cuerpo. Hay algunos alimentos más propensos a producir gases, como las legumbres, los procesados, las grasas saturadas… los gases se pueden manifestar en forma de cólicos, con dolor abdominal y con dificultad para expulsarlos.

En los bebés y recién nacidos, la causa de los gases puede deberse al sistema digestivo que todavía es inmaduro y, en ningún caso, la leche materna será la causante de ello. Por lo tanto, ningún alimento que consuma la madre que da pecho, causará cólicos o gases en nuestro bebé.

Qué comer para que el bebé no tenga cólicos

¿Qué podemos hacer entonces para evitar que nuestro bebé no tenga cólicos? En realidad, no se puede hacer nada. Hasta un 40% de los bebés sufren cólicos desde las primeras semanas de vida hasta los 3 meses, aproximadamente. Normalmente se producen prácticamente todos los días sobre la misma hora, normalmente por la tarde o por la noche. Suelen resultar bastante incómodos para los padres y madres, ya que no saben muy bien cómo actuar en esos momentos para calmar a su bebé.

El origen de los cólicos es desconocido pero, se sabe a ciencia cierta, que la alimentación de la madre que da el pecho a su bebé, no influye de ninguna manera en la aparición de los gases. Incluso es menos probable que los bebés que se alimentan exclusivamente del pecho materno tengan cólicos, ya que su boca se adapta perfectamente al pezón y es muy difícil que le entre aire al tragar. Los masajes circulares en la barriga, anticiparnos a que tenga mucho hambre y sacar el aire después de cada toma, nos ayudará a reducirlos y sobrellevarlos mejor.

En definitiva, si estás dando pecho, cuida tu alimentación para estar lo más sana posible y tener toda la energía necesaria que requiere un bebé. Si tiene gases, puedes estar tranquila ya que tú no eres la causante de ello.

Aquí encontrarás Cómo aliviar los gases de un bebé.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentación durante la lactancia para evitar cólicos, te recomendamos que entres en nuestra categoría de .

Bibliografía
  • Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (29 de octubre de 2019). Mercurio. Recuperado de: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN
  • Aguayo Maldonado, J., Serrano Aguayo, P., Calero Barbé, C., Martínez Rubio, A., Rello Yubero, C., Monte Vázquez, C. (2000). Lactancia materna. Recuperado de: https://www.aeped.es/sites/default/files/8-lm_andalucia.pdf
  • Asociación Española de Pediatría. Preguntas frecuentes sobre la lactancia materna. Recuperado de: https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/preguntas-frecuentes-sobre-lactancia-materna#t48n145