Sobre los tintes de cabello durante el embarazo

Tintes en el embarazoTintes en el embarazo

Durante muchos años, los médicos prohibían el empleo de tintes en el embarazo debido a la gran cantidad de químicos utilizados en su elaboración. Hoy existen varios productos hechos con ingredientes naturales que permiten a las mujeres embarazadas renovar su imagen en cualquier momento sin ocasionar daños a sus bebés.

Estar embarazada no significa abandonar los cuidados estéticos: muchos médicos comparten esta opinión y es común que aconsejen a sus pacientes someterse a tratamientos de belleza para mantener su autoestima. Todos sabemos cuánto gusta a las mujeres teñirse el cabello para renovar su imagen y sentirse atractivas.

Sin embargo los tintes en el embarazo son rechazados por algunos profesionales, que consideran que los químicos empleados en ellos pueden ser dañinos para los bebés. En los últimos años, con el surgimiento de productos naturales han aparecido nuevas posibilidades para aquellas mujeres que deseen embellecer su cabellera sin contratiempos.

Tintes con formalina o amoníaco

La principal razón por la que los tintes en el embarazo no gustan a algunos médicos es que muchos productos incluyen dos sustancias peligrosas para el ser humano: formalina y amoníaco. El uso de ambas sustancias ha sido reducido con el tiempo, sin embargo muchas empresas cosmetológicas siguen usándola en sus tinturas y productos para el pelo.

Tanto la formalina como el amoníaco son absorbidas por el organismo de la mujer y pueden ser transmitidas -aun en pequeñas cantidades- al feto. Por tal razón los expertos solían prohibir la utilización de tintes durante el primer trimestre, en el que el niño comienza su desarrollo.

El acetato de plomo es otro ingrediente químico que puede tener efectos negativos en la madre y su bebé, por lo que en Europa ha sido prohibida la comercialización de productos que lo contengan.

¿Cómo saber si puedo utilizar tintes?

Uno de los mayores inconvenientes con los tintes en el embarazo está relacionado con los cambios hormonales, los que pueden causar alergias poco comunes. Afortunadamente, existe un método muy simple que permite identificar reacciones adversas y reducir las posibilidades de padecer algún problema de salud.

Para saber si el organismo reacciona de forma desfavorable a los tintes, basta con aplicar una pequeña cantidad en alguna zona poco visible y aguardar. El período de espera recomendado es de unas 24 horas; si para entonces no se ha producido ningún síntoma de alergia (ardor, picazón, enrojecimiento) entonces es seguro utilizar el producto.

Alternativas saludables

Para las mujeres que no deseen exponerse a riesgos innecesarios durante su gestación existen algunos productos naturales y 100% biológicos que permiten la utilización de tintes en el embarazo, como los tintes temporales. Éstos no penetran el cuero cabelludo, sino que permanecen en la superficie del cabello; eso sí, duran muy poco tiempo y se desvanecen luego de algunos lavados.

La henna es un tinte natural muy empleado por muchas mujeres ya que permite una coloración instantánea, generalmente sin alergias de ningún tipo. Es importante tener en cuenta que este tinte solamente sirve para obtener coloraciones oscuras; las mujeres que quieran obtener una cabellera rubia deberán optar por otros productos.

La escasez de estudios y experimentación en humanos hace que las opiniones de otras madres sean muy importantes al momento de decidir si teñirse durante el embarazo o no. Un consejo recurrente es el de evitar aspirar los tintes, ya que sus fuertes olores pueden ocasionar molestias pasajeras.

0  1  2  3  4 
245 usuarios ya han dado su opinión y el 91% dice que es útil.
Publicado hace 2 años en Embarazo.

Artículos destacados

Mapa web

Grupo Intercom

Mapa web

No volver a mostrar Cerrar X

Recibe cada semana información útil sobre tu embarazo.