Sarampion en niños
  • Compartir en:

Sarampión en niños

Síntomas del Sarampión en niños y información sobre vacunas

Sarampión en niñosSarampión en niños

El sarampión en niños es una enfermedad muy contagiosa que puede acarrear diversas complicaciones. Una vez contraída, solo puede esperarse que pase su período natural de incubación; sin embargo es sumamente sencilla de prevenir con la vacunación correspondiente.

Los niños son los más propensos a contraer el virus que provoca el sarampión, se conoce con el nombre de Morbillivirus. Se caracteriza por ser una enfermedad sumamente contagiosa, al punto que si no se está vacunado o nunca se tuvo (se puede padecer sólo una vez), las posibilidades de ser contagiado aumentan al 90%.

Se considera una enfermedad sin tratamiento por tratarse de un virus, pero puede prevenirse su aparición. La mejor forma para evitar el sarampión en niños es vacunándolos. En muchos países la vacuna que combate el sarampión y la rubeola es obligatoria, controlando el brote y epidemia de dichas enfermedades.

Esta patología se contagia a través de secreciones respiratorias o por medio de la saliva. Una vez que se ha contraído la enfermedad, hay que esperar que cumpla su ciclo natural hasta que desaparezca.

Síntomas del sarampión

Los primeros síntomas del sarampión en niños son: fiebre, goteo en la nariz, tos constante e irritación en los ojos. Luego comienza el sarpullido que se origina en el rostro, dispersándose por todo el cuerpo. Una vez contraído el virus, la enfermedad se puede padecer por un período que oscila entre una y dos semanas, cuando los síntomas comienzan a desaparecer paulatinamente.

El sarampión puede llegar a desencadenar otras complicaciones, como neumonía, inflamación cerebral y fuertes infecciones en el oído. Si bien el virus en sí mismo no se puede tratar, es importante mantener controlado al niño para evitar tales complicaciones. Lo primero que debe hacerse es controlar la fiebre para evitar que la temperatura suba en exceso.

La vacunación para evitar esta enfermedad debe hacerse tres veces. Primero cuando el niño tiene de entre 1 año y 15 meses, luego entre los 4 y los 6 años, y para terminar entre los 11 y los 12 años. Debido a que el ser humano es el único animal portador de este virus, la enfermedad podría erradicarse completamente de la tierra, aunque requeriría numerosos esfuerzos.

La incidencia del sarampión en niños es muy variable a nivel mundial, detectándose la mayoría de los casos en países subdesarrollados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), de los 582.168 casos detectados en 2005, 316.224 eran provenientes de África. Las grandes campañas de vacunación en lugares como América, han hecho que ese mismo año solo 1.900 casos se detectaran en ese continente.

En Europa se ha detectado un rebrote de la enfermedad, por lo que la OMS incita a comenzar una masiva campaña de vacunación. Entre enero y mayo de este año se detectaron 12.000 nuevos casos, siendo más de 1.100 en España. Es importante que para evitar el sarampión en niños vacune a su hijo y se realicen los análisis competentes, particularmente si tiene planeado viajar o lo ha hecho recientemente.

Publicado en Salud infantil.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés