¿Que es el jet lag? ¿Como se manifiesta en niños y bebes?
  • Compartir en:

¿Qué es el jet lag? ¿Cómo se manifiesta en niños y bebés?

¿Cómo puede afectar el jet lag a bebés y niños?

Cuando viajas a través de husos horarios puede aparecer el fenómeno del jet lag. El jet lag, o síndrome de los husos horarios, se produce cuando viajamos a otra zona del mundo en la que el cambio horario provoca que nuestro cuerpo se vea obligado a realizar actividad fisiológica en unas horas en las que está acostumbrado a estar en estado de reposo. El cerebro humano asocia los estímulos de la luz a los periodos de tiempo a los que el cuerpo está activo, y los estímulos de la oscuridad a los a los periodos en los que estamos descansando. De este modo, nuestro reloj biológico se ve alterado y sentimos sueño y fatiga en momentos del día en los que normalmente tenemos mucha más energía.

¿Qué es el jet lag? ¿Cómo se manifiesta en niños y bebés? 1

Bebé durmiendo en la cama con un reloj

¿En qué medida afecta el jet lag a los niños y bebés?

El impacto que puede tener el jet lag en niños y bebés es similar al que tiene en los adultos pero se puede manifestar de manera más acentuada, esto ocurre porque los ciclos del sueño son mucho más importantes para un niño que para un adulto. Por otro lado, los bebés no acusan tanto el impacto que puede tener el jet lag ya que un bebé duerme mucho más que una persona adulta, y las horas en las que duerme están mucho más repartidas a lo largo del día. De este modo, su cerebro no asocia de manera tan directa los periodos de luz con la actividad, y los periodos de oscuridad con el reposo.

¿Cómo se manifiesta?

Un síntoma claro de jet lag en niños y bebés es el cansancio y la fatiga física. También es normal que presenten problemas de sueño, puede ser que les cueste dormir periodos largos de tiempo y que tengan dificultades para conciliar el sueño cuando llegue la noche.

Existen otro tipo de síntomas más severos derivados del cansancio por falta de sueño que pueden llegar a afectar la salud de los más pequeños. Pueden aparecer síntomas de deshidratación y alteraciones digestivas como diarreas, falta de apetito e incluso vómitos. También es normal que se muestren apáticos, confusos o que estén de mal humor durante 3 o 4 días.

¿Qué puedo hacer para que sea más llevadero?

  • Hidratación: Es importante empezar a hidratar al niño de manera constante desde 2 días antes del vuelo para que pueda afrontar con más energía el periodo de adaptación a un horario diferente.
  • Sin cafeína: Evitar bebidas con cafeína (refrescos).
  • Adaptación al horario nuevo: Adaptar a los niños al horario del país de destino a lo largo de las semanas previas al viaje, si no es posible, los días previos.
  • Cambio de hora: Al inicio del viaje, poner el reloj en la hora del país de destino, esto permite adaptarse más fácilmente al nuevo horario desde el primer momento.
  • Ratos al aire libre: Una vez el viaje haya terminado, es conveniente pasar ratos al aire libre para que el cuerpo se acostumbre a la actividad y a los periodos de luz.
  • Hora de dormir: Mantener las mismas rutinas de siempre a la hora de dormir, ayudará a que se habitúen al cambio de manera más rápida.
  • Comprensión: Es importante ser comprensivos si los niños tienen problemas de sueño o cambios de humor, esto les ayudará a calmarse.
  • Qué es el jet lag: Para que entiendan lo que les sucede y que no se sientan confusos o asustados, es bueno explicar qué es el jet lag, porqué sucede, y que todos los síntomas que tienen están dentro de la normalidad. 
Publicado en Viajar con niños.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés