Plagiocefalia: Un problema que afecta casi a la mitad de los bebes
  • Compartir en:

Plagiocefalia: Un problema que afecta casi a la mitad de los bebés

Causas, consecuencias y prevención de la plagiocefalia

Cuando la cabeza del bebé muestra una zona plana o asimétrica, se dice que padece plagiocefalia. Muchos bebés nacen con la cabeza deformada, lo cual se debe a su paso por el canal de parto. Sin embargo, esas imperfecciones se suelen corregir en unas seis semanas. Si al cabo de ese tiempo la cabeza de tu bebé sigue con esa deformidad, deberías consultar a un pediatra, aunque no es menos cierto que en otros casos la cabeza se redondea un poco más tarde, alrededor de los seis meses, cuando el bebé comienza a gatear y a sentarse solo.

Plagiocefalia: Un problema que afecta casi a la mitad de los bebés 1
Plagiocefalia: Un problema que afecta casi a la mitad de los bebés

¿Qué causa la plagiocefalia?

La plagiocefalia posicional es la más común y se debe a algún tipo de presión externa después del nacimiento, como cuando el bebé pasa demasiado tiempo en una posición que presiona siempre la misma parte del cráneo. Por eso, los pequeños que pasan mucho tiempo acostados boca arriba y cuyo cráneo es más blando y maleable, son más propensos a que su cabecita quede aplastada en la parte que presiona sobre el colchón

De hecho, desde la década de 1990, cuando los pediatras empezaron a recomendar a los padres acostar a los bebés boca arriba para disminuir el riesgo de muerte súbita, los casos de malformaciones craneales se han quintuplicado, llegando a afectar al 46,6% de los bebés. Esta condición es más común en los varones, los bebés que duermen mucho, los prematuros y aquellos que sufren hipotonía.

No obstante, la plagiocefalia o síndrome de la cabeza plana también puede desarrollarse en el útero, si el crecimiento de la cabeza se ve limitado, como en los embarazos múltiples. También es una condición común cuando el pequeño viene de nalgas y la cabeza queda atrapada debajo de las costillas de la madre.

En otros casos la plagiocefalia se debe a que las articulaciones de los huesos del cráneo se han cerrado demasiado temprano, entonces será necesario recurrir a una cirugía para que el cerebro pueda crecer. También puede estar causada por una tortícolis congénito muscular, que provoca una reducción de la movilidad del cuello y hace que el bebé siempre duerma del mismo lado.

¿Cuáles son las consecuencias de la plagiocefalia?

Algunos estudios han vinculado la plagiocefalia con la aparición de problemas funcionales en el 40% de los niños afectados. De hecho, se estima que el 25% de los pequeños pueden tener problemas para aprender a hablar a los tres años, generalmente porque se produce un retraso madurativo neurológico.

En este sentido, una investigación publicada en la revista Pediatrics reveló que en el 19% de los casos puede aparecer un retardo psicomotor mediano y un 7% podría sufrir un retardo psicomotor importante. Además, un 3% de los niños afectados por plagiocefalia desarrollan un retardo cognitivo considerable.

¿Cómo prevenir la plagiocefalia?

-   Colocar al bebé boca abajo mientras está despierto, un momento que los padres pueden aprovechar para jugar con el pequeño. Se recomienda que esté en esta posición al menos una hora al día, 30 minutos por la mañana y otros 30 minutos por la tarde.

-   Al dormir boca arriba, se recomienda alternar el apoyo de la cabeza, de manera que esta no descanse siempre sobre el mismo lado. Una forma de hacerlo es acostar al revés al bebé en su cuna, con la cabeza apuntando al lado opuesto al que está acostumbrado.

-   Tener más al bebé en brazos, para reducir el tiempo que tiene la cabeza apoyada sobre la cama.

-   A la hora de alimentarlo, alternar el lado en que le sostienes, evitando presionar siempre la misma parte de la cabeza.

Plagiocefalia: Un problema que afecta casi a la mitad de los bebés 3

Por supuesto, el colchón también es fundamental para prevenir la plagiocefalia ya que los bebés pueden llegar a dormir hasta 18 horas. En la tienda de bebés online Bayón lo saben, por lo que solo les proponen a los padres colchones seguros para los bebés. El colchón ECUS CARE, por ejemplo, aporta la firmeza necesaria, para evitar que el bebé se asfixie. También tiene canales de aireación que reducen el sobrecalentamiento y ayudan a mantener una temperatura agradable.

No obstante, lo más importante es que su diseño, compuesto por cientos de micromuelles, distribuye los puntos de presión, llegando a reducir hasta en un 70% la presión sobre la cabeza del bebé para reducir el riesgo de plagiocefalia

Plagiocefalia: Un problema que afecta casi a la mitad de los bebés 2

Publicado en Salud infantil.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés