Niños en la piscina: 10 consejos para mantenerlos a salvo
  • Compartir en:

Niños en la piscina: 10 consejos para mantenerlos a salvo

Niños en la piscina: 10 consejos para mantenerlos a salvo

Cuando llega el verano las piscinas son uno de los sitios preferidos de la mayoría de los niños, un lugar donde pueden divertirse y refrescarse. Sin embargo, es esencial tomar algunas medidas de seguridad para proteger a los más pequeños, ya que los accidentes infantiles en las piscinas están a la orden del día.

Un estudio reciente realizado por especialistas del Hospital Sant Joan de Déu afirma que, de los casos de ahogamiento atendidos en 21 hospitales españoles, el 60% de las víctimas eran menores de 6 años, y de ellos más del 70% no sabía nadar ni utilizaban medios de protección cuando se produjo el incidente.

Niños en la piscina: 10 consejos para mantenerlos a salvo 1 

Niños en la piscina: 10 consejos para mantenerlos a salvo

¿Cómo proteger a tu hijo en la piscina?

  1. Evita que se bañe en lugares no habilitados para su edad. Muchos niños son amantes de la aventura y les encanta lo prohibido. No obstante, desde pequeño debes ir concientizándolo con la importancia de cumplir las normas y mantenerse en el área de la piscina destinada a su edad.
  2. Impídele correr alrededor de la piscina, sobre todo cuando el borde está mojado. Una de las causas más frecuentes de accidentes infantiles en las piscinas son las caídas al agua desde el borde. Por eso es conveniente que le impidas correr, jugar o saltar cerca de la piscina, sobre todo cuando los bordes están muy mojados y resbaladizos.
  3. Cerciórate de que haya digerido bien antes de meterse en el agua. Como regla general, nuestro organismo tarda aproximadamente 2 horas en hacer la digestión, un período en el que somos particularmente sensibles, ya que cualquier cambio brusco, sobre todo de temperatura, puede provocar náuseas, vómitos y mareos. Por eso, no dejes que tu hijo se bañe si aún no han pasado 2 horas después de haber comido.
  4. Enséñale a usar adecuadamente los trampolines y toboganes. A veces los niños hacen cabriolas en los sitios menos apropiados y terminan causándose daño. Explícale cómo debe usar los trampolines y toboganes de manera que aprenda a divertirse, pero de forma segura.
  5. Explícale que no debe lanzarse de cabeza al agua en zonas bajas. Una de las causas más frecuentes de accidentes infantiles en las piscinas es lanzarse de cabeza en un lugar donde el agua no tenía la altura suficiente. Háblale de los riesgos de este comportamiento y muéstrale los sitios donde puede lanzarse sin correr peligro.
  6. Incítalo a entrar al agua de manera lenta, preferentemente por las escaleras. En muchas ocasiones los niños no se percatan de la profundidad de la piscina y se lanzan, para después descubrir que no dan pie. Por esta razón, es conveniente que le enseñes a entrar siempre lentamente, usando las escaleras, sobre todo si aún no sabe nadar bien.
  7. Haz que juegue en una zona donde dé pie. A veces los niños van de un lado a otro de la piscina demasiado rápido y si dan un paso en falso, pueden pasar un gran susto. Para evitar este problema, indícale que debe jugar en una zona donde dé pie.
  8. Apuesta por un extra de seguridad. Usar flotadores, manguitos o bañadores con microcámaras de aire es una excelente alternativa para que los niños puedan jugar de manera más segura en la piscina. No obstante, con estos artilugios es importante que sigas las indicaciones al pie de la letra, sobre todo las referentes a la edad, el tamaño y el peso del niño. También debes cerciorarte de que tienen la presión de aire adecuada y que están bien colocados.
  9. Si aún no sabe nadar, evita las colchonetas o barcas inflables. Estos juguetes son muy divertidos pero son muy pocos seguros, pues suelen volcarse y si el niño no sabe nadar, aumentan considerablemente las probabilidades de ahogamiento. Si le dejas usarlos, mantente muy cerca.
  10. Nunca lo pierdas de vista. Independientemente de las medidas que tomes, recuerda que cualquier precaución es poca, así que no pierdas de vista a tu hijo. Ten presente que bastan 3 minutos para que un menor se ahogue en tan solo 20 centímetros de agua.
Publicado en Salud infantil.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés