Los medicamentos que se consideran seguros en el embarazo
  • Compartir en:

Los medicamentos que se consideran seguros en el embarazo

Los cinco síntomas más comunes en el embarazo y cómo tratarlos

Enfermarse nunca es divertido, pero es aún peor estando embarazada porque durante esta etapa debemos evitar o limitar el uso de medicamentos ya que algunos pueden atravesar la placenta y tener un efecto teratogénico; es decir, hacerle daño al bebé causando anomalías en su desarrollo. De hecho, aunque muchas de las medicinas son seguras en el embarazo, otras pueden causar problemas.

Los medicamentos que se consideran seguros en el embarazo 1
Qué medicamentos son seguros durante el embarazo 

También se debe tener en cuenta que algunos síntomas de carácter general, como el dolor de cabeza o la fiebre, pueden ser indicadores de una complicación durante el embarazo, por lo que no siempre es conveniente enmascararlos con medicamentos. Aún así, te indicamos cuáles son los problemas más comunes durante el embarazo, qué medicamentos se consideran seguros, y cuáles deberías evitar.

Los cinco síntomas más comunes en el embarazo

1. Dolores. Para aliviar el dolor de cabeza y los dolores propios del embarazo, el paracetamol o acetaminofén es una buena opción. Se trata de un fármaco que tiene propiedades analgésicas y actúa inhibiendo la síntesis de prostaglandinas, que son los mediadores celulares responsables de la aparición del dolor. No obstante, si se consume en dosis excesivas, existe un riesgo del 3 al 5% de que el bebé tenga defectos congénitos. No se recomienda consumir los antiinflamatorios no esteroideos como el naproxeno y el ibuprofeno ya que su uso se ha asociado con la aparición de defectos congénitos del corazón y otras anomalías cardíacas, sobre todo cuando se toman durante el primer trimestre.

2. Tos. Los dos ingredientes principales de los medicamentos para aliviar la tos, el dextrometorfano, que actúa como un antitusígeno, y la guaifenesina, que tiene un efecto expectorante, son considerados seguros para las mujeres embarazadas, aunque se debe precisar que aún hay pocos estudios sobre sus efectos.

3. Acidez. Los antiácidos como el Tums y el Mylanta, ambos a base de carbonato de calcio, son considerados seguros en el embarazo y ofrecen una mejoría significativa de los síntomas de la acidez. Si los antiácidos no son suficientes, debes saber que fármacos como la famotidina y la ranitidina tampoco se han asociado a complicaciones durante la gestación.

4. Congestión y alergia. Los antihistamínicos como la difenhidramina y la loratadina son considerados seguros durante el embarazo para combatir los síntomas de la alergia y la congestión. No obstante, se recomienda evitar el consumo de pseudoefedrina ya que se ha asociado con defectos de nacimiento que afectan la pared abdominal del bebé. Tampoco se aconseja el uso de descongestionantes como la fenilefrina ya que pueden limitar el flujo de sangre a la placenta, sobre todo en las fumadoras.

5. Estreñimiento. Durante el embarazo se producen muchos cambios que afectan el movimiento intestinal provocando estreñimiento. En esos casos, el Metamucil, un laxante, y el Colace, un suavizante fecal, son considerados fármacos seguros. No obstante, otro tipo de laxantes, aceites minerales y supositorios rectales pueden estimular el trabajo de parto, por lo que solo se deben usar bajo indicación médica.

Por último, si tienes dudas sobre algún medicamento, debes consultar a tu médico. No obstante, es conveniente que tengas en mente la clasificación realizada por la FDA sobre la seguridad de los fármacos:

Categoría A. Se consideran fármacos seguros ya que en estudios realizados en mujeres embarazadas no se han detectado problemas en los bebés. En esta categoría se encuentra el ácido fólico y la levotiroxina, por ejemplo.

Categoría B. Se consideran medicamentos bastante seguros, aunque se necesitan más estudios en personas. Tal es el caso del Zofran, la amoxicilina y la metformina.

Categoría C. Se trata de fármacos sobre los cuales no hay suficientes estudios. No obstante, se considera que sus beneficios sobrepasan el riesgo que pueden representar. En esta categoría se encuentra el Ventolin, el Diflucan y el Zoloft.

Categoría D. Los estudios hechos en embarazadas han desvelado que existe un riesgo de que los bebés nazcan con problemas. No obstante, los beneficios que reportan estos medicamentos a la madre, como el litio, la fenitoína y la quimioterapia, argumentan su uso.

Categoría X. No son seguros durante el embarazo ya que se ha demostrado su efecto teratogénico. Tal es el caso de la talidomida y la isotretinoína.

Publicado en Embarazo.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés