Los estilos del gateo del bebe
  • Compartir en:

Los estilos del gateo del bebé

¿Por qué gatear es tan importante para el desarrollo del bebé?

El gateo es un hito importantísimo en el desarrollo del bebé pues supone su primer paso para lograr la autonomía y le permite descubrir su entorno con mayor libertad. La mayoría de los niños comienzan a gatear antes del año, ya que entre los 6 y los 10 meses logran tener la fuerza suficiente como para poder sostenerse sobre sus brazos y piernas.

De hecho, aunque parece una actividad muy sencilla, lo cierto es que gatear representa un gran reto para el bebé, no solo en términos de fuerza, sino también de equilibrio y coordinación. Por eso no es extraño que algunos bebés gateen de manera “poco convencional”. ¿Existe solo una forma de gatear o cada niño tiene su estilo?

Los estilos del gateo del bebé 1

Los estilos del gateo del bebé

¿Por qué gatear es tan importante para el desarrollo del bebé?

  • Fortalece los músculos de las piernas. El gateo es la antesala para que el niño aprenda a caminar, a través de esta actividad fortalece los músculos de las piernas y va desarrollando el equilibrio que necesitará para sostenerse sobre sus pies.
     
  • Desarrolla la coordinación ojo-mano. Al gatear no solo se fortalecen los mayores grupos musculares de los brazos, sino que también se potencia la coordinación ojo-mano, el primer paso antes de desarrollar la motricidad fina, que más tarde le permitirá realizar movimientos mejor coordinados.
     
  • Estimula la formación de nuevas conexiones cerebrales. El hecho de tener ante sí un mundo más vasto que puede explorar a su antojo, potencia nuevas conexiones neuronales que favorecen el desarrollo de la percepción, sobre todo la visión y el tacto. De hecho, el gateo potencia extraordinariamente la convergencia visual, lo cual le permite enfocar ambos ojos en un solo punto.
     
  • Potencia el sistema vestibular. Cuando el niño comienza a gatear, se activa la emisión de señales del oído al cerebelo, lo cual le permite comprender dónde se encuentra su cuerpo en el espacio y, posteriormente, desarrollar el equilibrio que necesita para caminar.

¿Cómo suelen gatear los bebés?

Al contrario de lo que muchos padres piensan, no existe una única forma de gatear, no hay movimientos más o menos correctos, ya que cada bebé desarrolla la manera de gatear con la que se siente más cómodo. De hecho, solo el 82% de los bebés gatean de la manera tradicional, utilizando las manos y las rodillas, el resto asume otras estrategias e incluso el 7% de los niños comienza a caminar sin haber gateado.

Los estilos de gateo más difundidos son:

  1. Gateo típico o estándar. Este es el estilo clásico, en el cual el bebé se apoya en el cruce de manos y rodillas para lograr avanzar. Es decir, coloca su mano izquierda, después la pierna derecha y a continuación la mano derecha y la pierna izquierda. De hecho, se trata del movimiento que antecede al patrón de marcha, en el cual una pierna se mueve acompañada del brazo contrario.
     
  2. Gateo sentado. En este estilo de gateo, el bebé se sienta y se va arrastrando lentamente. Para moverse flexiona y estira sus piernas, apoyándose ligeramente con sus manos para poder impulsarse hacia delante. En estos casos, es como si el bebé diese pequeños saltos, que son los que le permiten avanzar.
     
  3. Gateo de arrastre o de reptación. Este es uno de los estilos de gateo más usuales, sobre todo al inicio. En este caso, el bebé utiliza solamente los brazos para impulsarse hacia delante, arrastrando al resto de su cuerpo lentamente. Por lo general, es el estilo al que recurre el pequeño durante sus primeros intentos de gatear, para después comenzar a apoyar las rodillas. Sin embargo en algunos casos el bebé sigue gateando de esta forma hasta que aprende a caminar.
     
  4. Gateo tipo peonza. En esta posición el bebé se mueve de manera casi circular, apoyado sobre su barriguita, a la vez que desplaza los brazos hacia delante y luego las piernas. Es un estilo muy peculiar, ya que logra avanzar muy poco hacia delante y los padres deben mantenerse muy atentos a sus movimientos para que no se haga daño.
     
  5. Gateo estilo crawl. En este estilo el bebé también se desplaza sobre su barriguita, pero mueve los brazos y las piernas hacia delante. De esta forma el pequeño logra avanzar pero lo hace con lentitud.
Publicado en Bebés.
Temas: bebes· gateo

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés