Las manchas de nacimiento mas comunes en los bebes
  • Compartir en:

Las manchas de nacimiento más comunes en los bebés

Tipos de manchas en la piel del bebé y qué hacer ante ello

Las manchas de nacimiento son una de las alteraciones de la piel más comunes en los recién nacidos. De hecho, se estima que alrededor del 80% de los bebés tienen alguna. Hasta el momento, no se conocen con certeza las causas que provocan el desarrollo anormal de estas células pigmentarias, aunque los expertos creen que algunos tipos de manchas, como las de color café con leche, pueden estar relacionadas con determinadas alteraciones genéticas.

Las manchas de nacimiento más comunes en los bebés 1
Las manchas de nacimiento más comunes en los bebés Foto: Marc Levin

La buena noticia es que, por lo general, estas manchas desaparecen con el paso del tiempo, aunque en algunos casos pueden permanecer por toda la vida. Afortunadamente, en la mayoría de los casos son asintomáticas y no traen complicaciones para la salud del pequeño.

Los tipos de manchas y lunares de nacimiento

1. Manchas de nacimiento de origen vascular. Aparecen como consecuencia del aumento del número de vasos sanguíneos en determinada área del cuerpo o debido al ensanchamiento de los mismos. En ambos casos el aporte de sangre en esa zona del cuerpo es mayor, de manera que la piel adquiere un color más rosado o rojizo.

-      Manchas rosadas. Son manchas de color salmón o rosa muy tenue, por lo que pueden pasar desapercibidas en un primer momento. Por lo general, se localizan en la zona de la nuca, conocida popularmente como picotazo de la cigüeña, así como en el área de los párpados y alrededores, también llamada beso del ángel. En la mayoría de los casos suelen desaparecer con el paso de los años.

-      Manchas de vino de Oporto. Son manchas de color rojo intenso, muy similar al vino de Oporto, que afectan a cerca del 0,3% de los bebés. Suelen localizarse en el rostro, abarcando en ocasiones la mitad de la cara. En la mayoría de los casos no desaparecen con la edad y a veces surgen rugosidades en la superficie que pueden deformar el rostro. No obstante, lo más preocupante de estas manchas es que en ocasiones su aparición se relaciona con síndromes que afectan otros órganos, como el síndrome de Sturge-Weber y de Klippel-Trenaunay-Weber.

-      Hemangiomas. Entre el 2% y 5% de los bebés presentan este tipo de manchas. Se trata de manchas de color rojizo, ligeramente abultadas, que tienen el aspecto de una fresa, aunque en ocasiones pueden tener un color más violáceo o incluso mantener el mismo color de piel destacándose solo por el abultamiento. Aparecen como resultado del aumento del número de vasos sanguíneos que, tras el parto, siguen multiplicándose durante los primeros 3 y 9 meses. Casi siempre surgen en el rostro, el cuello o el tronco superior y por lo general desaparecen a medida que el pequeño crece.

2. Manchas de nacimiento pigmentadas. Se deben al incremento del número de melanocitos en un área determinada de la piel. De esta manera, la pigmentación en esta zona aumenta, haciendo que la piel adquiera una coloración marrón, azul o negro, dependiendo de la profundidad a la que se encuentren los melanocitos.

-      Manchas color café con leche. Este tipo de manchas suelen afectar a entre el 20% y el 50% de los bebés. Tienen un color café claro, muy similar al café con leche, con límites muy bien definidos y de tamaño variable. Pueden localizarse en cualquier área del cuerpo, aunque aparecen casi siempre en la parte superior. Cuando se presentan de forma aislada, también conocidas como antojos de nacimiento, no suelen implicar riesgos para la salud, pero cuando se presentan de forma múltiple pueden estar relacionadas con enfermedades como la neurofibromatosis.

-      Manchas mongólicas. Se trata de una de las manchas más comunes en los bebés. Afectan a cerca del 95% de los bebés asiáticos, al 85% de los bebés nativo americanos, al 50% de los bebés hispanos y entre el 1% el 10% de los bebés caucásicos. Son de color gris azuladas y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, sobre todo en la espalda y la cabeza. Por lo general no representan un riesgo para los bebés y suelen desaparece al llegar a la edad escolar.

-      Lunares o nevos. Es otro de los tipos de manchas de nacimiento más comunes en los recién nacidos. Tienen un color que puede ir desde marrón claro hasta negro, y en algunos casos pueden ser rugosos al tacto. Su tamaño varía de un niño a otro, pero sus límites suelen estar bien definidos, aunque casi siempre son asimétricos. También pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, y en ocasiones pueden tener pelos. En la mayoría de los casos no representa un riesgo para la salud del bebé, pero si se han desarrollado sobre la columna vertebral pueden relacionarse con malformaciones, como la espina bífida.

¿Qué hacer ante una mancha de nacimiento?

Especialistas de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York aseguran que la mayoría de las marcas de nacimiento de los bebés no representan un riesgo para su salud, salvo contadas excepciones. No obstante, recomiendan acudir a un dermatólogo que las revise para descartar cualquier complicación médica relacionada.

En la mayoría de los casos, si no existe una patología asociada, se recomienda esperar a que el pequeño crezca, ya que muchas veces las manchas y lunares desaparecen por sí solos. Sin embargo, si existe algún riesgo para la salud o está muy comprometida la estética se puede someter al pequeño a un tratamiento, ya sea con cirugía, terapia con láser o aplicación local de esteroides o beta-bloqueadores para eliminar las manchas.

Publicado en Salud infantil.

1 comentario en "Las manchas de nacimiento más comunes en los bebés"

borreguero793246 dijo:

Hola, mi bebé tiene 4 meses y nació con una mancha vino de Oporto que le cubre el párpado, frente y cabecita. Le han hecho pruebas de la vista y todo perfecto, ahora esperando cita para una angioresonancia para descartar problemas neuronales o síndrome de Sturge-Weber. Si todo sale bien, ya sólo será cuestión estética. La doctora que lo trata en Murcia me dijo que con láser a partir del año se podía tratar, pero he escuchado que hay niños que los tratan con propranolol... hay alguien que esté en mi misma situación? La verdad que es un quebradero de cabeza para mí, conforme están los niños hoy en día, me aterra pensar que a mi peque lo hagan sentir mal por su manchita :(

Deja tu comentario

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés