Laringitis aguda en los bebes: Sintomas y tratamiento
  • Compartir en:

Laringitis aguda en los bebés: Síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas y tratamiento de la laringitis infantil?

La laringitis aguda es una enfermedad inflamatoria e infecciosa, bastante usual durante los primeros años de vida. Afecta fundamentalmente la laringe, pero también puede extenderse a los bronquios y la tráquea, razón por la cual es necesario mantenerse atentos al desarrollo de los síntomas.

Laringitis aguda en los bebés: Síntomas y tratamiento 1
La laringitis infantil vía qsota medical

¿Por qué aparece?

La laringitis espasmódica, conocida como pseudocrup, es el tipo más frecuente de enfermedad respiratoria en los niños de uno a cinco años. No obstante, en algunos casos también puede aparecer en los bebés de tres a seis meses.

Curiosamente, es una enfermedad más común en los niños que en las niñas, y es más usual durante los meses de otoño e invierno. De hecho, puede estar causada por diferentes virus y normalmente empieza como una gripe ligera que ataca las vías respiratorias altas. No obstante, empeora por las noches desencadenando una tos seca y espasmódica.

En otros casos, la laringitis puede estar provocada por una infección bacteriana, un catarro o una laringotraqueobronquitis.

Todos en casa deben tener cuidado ya que es contagiosa y se transmite a través de la tos y los estornudos.

¿Cuáles son los síntomas de la laringitis aguda?

Los síntomas de la laringitis aguda suelen ser los mismos que los de un resfriado: secreción nasal, fiebre y tos seca y metálica, como la tos perruna. Más adelante, cuando aparece la inflamación en la laringe, la voz del niño también se vuelve ronca, tiene dolor de garganta y puede presentar ruidos al inspirar (el niño emite una especie de pitido cuando intenta coger aire) o presentar dificultades respiratorias propiamente dichas.

De hecho, cuando la obstrucción de las vías aéreas llega a ser crítica y no entra suficiente aire a los pulmones, la sangre no se oxigena adecuadamente. Esto significa que, en algunos casos, la laringitis puede convertirse en una enfermedad grave. No obstante, la buena noticia es que cuando recibe tratamiento, los síntomas remiten rápidamente, en cuestión de una semana.

¿Cuál es el tratamiento de la laringitis aguda?

Si el niño respira con dificultad y le llevas a urgencias, lo más probable es que le apliquen un aerosol. Básicamente, le harán respirar una mezcla de oxígeno, suero fisiológico y un medicamento antiinflamatorio o broncodilatador.

A continuación, el tratamiento dependerá del grado de severidad. Por ejemplo, si solo hay disfonía y estridor respiratorio, el médico te indicará que mantengas al niño bajo observación en casa, en un ambiente tranquilo. También es probable que te indique algún medicamento para la fiebre y analgésicos.

En caso de que haya dificultad respiratoria, lo cual se aprecia porque la piel entre las costillas se hunde en cada inspiración, el médico puede indicar corticoides, que desinflaman la mucosa de la laringe y disminuyen la obstrucción. También se puede realizar una nebulización con adrenalina para contraer los vasos sanguíneos de la mucosa de la laringe.

Si hay signos que indican falta de oxigenación en la sangre, como palidez, sudoración e inquietud, es probable que hospitalicen al pequeño hasta que la inflamación ceda.

¿Qué puedes hacer en casa?

- Tranquilizar al niño, recuerda que si el pequeño está en un ambiente tranquilo, podrá respirar mejor. Evita que se sofoque demasiado y que se involucre en juegos muy activos.

- Coloca un humidificador o llévale al cuarto de baño y abre el grifo del agua caliente. Un ambiente húmedo y el vapor pueden ayudar a descongestionar las vías respiratorias.

- Intenta que beba abundante líquido, de esta forma la mucosidad se ablanda y se puede eliminar con mayor facilidad.

- Abrígale bien y sácale a la terraza o a una ventana. Aunque puede parecer un contrasentido, respirar aire fresco es un excelente remedio cuando alguien tiene problemas para inspirar. Se recomienda que lo mantengas allí durante al menos 15 minutos.

Publicado en Salud infantil.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés