La primera visita al pediatra
  • Compartir en:

La primera visita al pediatra

Cuándo hacer la primera visita al pediatra

Cuando el bebé nace, el neonatólogo le realiza un primer examen para evaluar su estado de salud general. Si todo va bien, la madre y su bebé podrán estar enseguida en casa pero le indicarán que debe visitar al pediatra. Lo usual es que la primera visita se programe para la primera o la segunda semana y, aunque se trata de una consulta meramente exploratoria, es muy importante. De hecho, se recomienda que antes de salir del hospital, programes la primera cita.

La primera visita al pediatra 1

Pregunta todas las dudas al pediatra, te dará la respuesta correcta a cada una

¿Qué esperar?

Lo usual es que la primera visita al pediatra sea bastante larga ya que el médico tendrá que confeccionar la historia clínica del bebé y realizar una exploración física. Para hacer la historia clínica, el pediatra recogerá datos sobre el embarazo, el parto y las pruebas que le realizaron al bebé en el hospital. También te preguntará sobre tu estado de salud y el del padre e indagará sobre los antecedentes familiares. En este sentido, es conveniente que lleves los análisis que te fuiste realizando durante el embarazo, sobre todo si alguno de ellos arrojó resultados anormales.

Además, el pediatra le realizará al bebé un examen físico, en el cual auscultará y palpará su abdomen y valorará sus caderas ya que aproximadamente un 1% de los pequeños tienen una luxación en la cadera debido al parto. También se fijará en la textura y color de la piel, el tamaño de los genitales, comprobará el estado de las fontanelas y explorará las pupilas. El examen continúa con la evaluación de los reflejos del bebé, los cuales le permiten al pediatra profundizar en el funcionamiento de su sistema nervioso. Por último, medirá su peso y talla, algo que continuará haciendo a lo largo de los primeros años, para cerciorarse de que el niño sigue un ritmo de crecimiento normal.

El momento más oportuno para pedir consejo

La primera cita con el pediatra no es solo para evaluar el estado del bebé, también podrás preguntar todas las dudas que tengas. Es recomendable que las lleves escritas porque probablemente serán muchas y así no correrás el riesgo de olvidar alguna. Recuerda que cualquier inquietud es válida, aunque parezca una banalidad, así te sentirás más segura cuando regreses a casa.

En esta visita el pediatra también te explicará algunos detalles básicos que debes saber para cuidar al bebé, te aconsejará sobre sus hábitos de sueño e incluso sobre cómo debes vestirle o los cuidados que debes tener al bañarle. Además, te dará algunas pautas para prevenir la muerte súbita del lactante y para que lleves una lactancia satisfactoria. De hecho, la primera visita es muy importante para hablar de la alimentación del bebé (cuánto está comiendo, cómo son sus deposiciones y si muestra molestias a la hora de alimentarse).

Publicado en Salud infantil.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés