La estimulacion prenatal de tu bebe
  • Compartir en:

La estimulación prenatal de tu bebé

Cómo estimular a tu bebé

Cuando vamos a tener un bebé lo más habitual es que las mamás, sobre todo si se trata de su primer hijo, devoren libros sobre maternidad y lleven a cabo todas aquellas prácticas que el saber popular les ha transmitido.

Hoy descubriremos algunas de las más favorables para el pequeño, porque establecer lazos entre el bebé y el mundo exterior cuando todavía está en el vientre materno no nos cuesta nada y favorece la actividad y la recepción sensorial del pequeño.

  1. Los sonidos:
  • A partir de la semana 16 de gestación el feto ya reacciona a estímulos sonoros, aunque no los comprenda.
     
  • Los beneficios de escuchar música durante el embarazo no residen en el desarrollo de una mayor inteligencia o creatividad del bebé si no en que se convierte en un catalizador de emociones que estimula la frecuencia cardíaca del feto y la “sintoniza” a los de la mamá, las voces o los sonidos del exterior.
     
  • Una melodía suave o nuestra voz calmada ayudan a relajar y a mejorar el ánimo, proporcionando un estado de bienestar similar al que proporciona el yoga prenatal.
     
  • Es fundamental que la música genere bienestar también en la madre, por lo que no es necesario que optemos por música clásica, si no que escojamos aquellas canciones que nos hagan sentir a gusto.
     
  • Se cree que el líquido amniótico funciona como una caja de resonancia, por lo que no se recomienda un volumen excesivamente alto ya que los sonidos del exterior se propagan con mucha facilidad.
     
  • Que los padres hablen e interactúen con el feto ayuda a establecer una relación desde antes de su nacimiento.
     
  1.  Los sabores:
  • El bebé puede percibir los sabores de los diversos alimentos que ingiere su madre a partir de los seis meses de embarazo, gracias al líquido amniótico.
     
  • Diversos libros apuestan por aprovechar este momento para probar una gran variedad de platos, comer de forma saludable y facilitar que el pequeño esté más dispuesto a aceptar los más diversos sabores una vez que tenga que comer por su cuenta.
La estimulación prenatal de tu bebé 1
 
  1. La luz:
  • A los siete meses de embarazo puedes jugar con la capacidad del bebé de percibir los diversos grados de luz, porque aunque el útero se encuentra totalmente oscuro, si acercamos un foco de luz a la tripa, el pequeño si podrá distinguir la variedad lumínica.
     
  • Lo habitual es que el pequeño reaccione a este estímulo a través del movimiento.
     
  • El feto recibirá el haz de luz de forma difuminada por lo que no le acarreará ninguna molestia.
     
  • Es fundamental que cuando realicemos esta práctica nos aseguremos de que el pequeño se encuentra despierto para no modificar su ciclo de sueño.
     
  1. El tacto:
  • A partir de los seis meses de gestación tu pequeño reaccionará a los estímulos táctiles.
     
  • Tu reacción a sus movimientos con caricias, masajes o simplemente tocándola le hará saber que hay alguien al otro lado y fomentarás la actividad física de tu bebé.
     
  • Esta técnica favorece la creación de lazos afectivos entre los padres y el bebé, al tiempo que se aporta seguridad y tranquilidad al bebé a través del tacto.

En definitiva, el bienestar de la madre y la interacción con el bebé son fundamentales para la tranquilidad del pequeño y el mejor desarrollo de sus capacidades en la etapa prenatal.

Cristina Terceiro Guimarey

Red de escuelas infantiles Cativos

Publicado en Maternidad.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés