Evita que tu hijo se ahogue
  • Compartir en:

Evita que tu hijo se ahogue

Evita que tu hijo se ahogue

Evita que tu hijo se ahogueEvita que tu hijo se ahogue

Los niños pequeños tienen la costumbre de meterse todo a la boca, todo lo quieren tomar, todo lo quieren tocar. Es muy usual que los ahogamientos en estos casos sean por comida, juguetes u objetos pequeños que los niños se meten a la boca y se les queda atrapado en las vías respiratorias.

Por tanto es muy importante que prestes atención para prevenir que tu hijo sufra accidentes en casa:

Comida. Es importante que los niños o tu bebé se sienten a la mesa a la hora de comer o la cena y decirles que mastiquen bien todo la comida que se meten a la boca para evitar que se atraganten con un pedazo de alimento.

Atención en las fiestas de adultos, cuando sirvan frutos secos, vigila que tu pequeño no se meta nada de esto a la boca que por ser pequeños se les puede atascar en la boca.

Evita que tu hijo corra o haga ejercicios bruscos mientras mastica algún dulce o chicle. Es recomendable no ofrecer a ningún niño menor de cuatro años de edad ningún alimento duro o blando que pueda bloquear parcial o totalmente sus vías respiratorias, por ejemplo semillas de girasol, frutos secos, uvas, palomitas de maíz o caramelos duros.

Objetos pequeños por casa. Es recomendable que mamá o papá se agachen y revisen el suelo o debajo de las alfombras por si hubiera algún juguete roto o pequeño que el bebé se pueda meter en la boca, las monedas, los clavos o pelotas pequeñas también son potenciales elementos peligrosos para los más pequeños de la casa.

Es importante que cada vez que se compre un juguete para un niño se mire la edad para la que se recomienda, los fabricantes suelen recomendar o clasificar sus juguetes para cada edad, Vigila que no se rompa o que no se le puedan sacar piezas pequeñas que puedan ser peligrosas.

Primeros auxilios. Si estás embarazada o serás padre por primera vez es muy recomendable que aprendas Resucitación Cardiopulmonar, seguro que si le preguntas a tu médico él te dirá dónde acudir para aprender técnicas de primeros auxilios.

Mantén siempre los teléfonos a mano de cualquier adulto, ya sea para que tú lo veas, o algún familiar sepa a dónde llamar en caso de emergencia.

  • el número de emergencias de tu país o región.
  • el número de teléfono del médico del niño(a)
  • el número de teléfono del lugar donde trabajan la madre y el padre del niño(a)
  • el número de teléfono de los vecinos o familiares del niño(a) (en caso de que necesite que otras personas cuiden a otros niños(as) en la casa en caso de una emergencia)

Y por último es muy importante que tengas un botiquín de primeros auxilios con lo necesario e instrucciones adentro.

Si quieres saber más visita el artículo completo en Faros.

Publicado en Salud infantil.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés