Qué es la epilepsia infantil, conoce las causas y su tratamiento

La epilepsia en niñosLa epilepsia en niños

La epilepsia en niños es un trastorno provocado por el aumento de la actividad eléctrica de las neuronas. Asimismo, es un padecimiento crónico con múltiples causas, caracterizado por la presencia de convulsiones y/o movimientos corporales repentinos incontrolados (ataques epilépticos).

Se considera a un niño epiléptico cuando sufre ataques con determinada frecuencia. El origen de la epilepsia se relaciona con cambios breves y repentinos del funcionamiento cerebral, constituyéndose como una afección neurológica. La epilepsia no es contagiosa ni es causada por enfermedades o retrasos mentales.

Esta patología puede deberse a lesiones o cicatrices cerebrales producidas durante el nacimiento o inmediatamente después de nacer. No obstante, existe otro tipo de epilepsia llamada idiopática cuyo origen se desconoce y no posee señales cerebrales.

La epilepsia en niños puede tener su origen a raíz del historial de epilepsia existente en la familia, con mayor influencia genética por parte de la madre que del padre. Pero además de la predisposición genética, las crisis convulsivas benignas en los recién nacidos pueden desencadenar crisis epilépticas.

Otros trastornos como las infecciones por citomegalovirus (virus causante de la mononucleosis) o la toxoplasmosis durante la gestación también pueden inducir la epilepsia. Asimismo, existen enfermedades neurocutáneas (generadas en el sistema nervioso y manifestadas en la piel), que pueden provocar eventuales ataques de epilepsia.

También es importante resaltar que no todas las crisis de epilepsia son convulsivas. Por otra parte, la gravedad de los pacientes que presentan eventos convulsivos prolongados es significativa, ya que en dichos casos su vida corre peligro y se trata de una urgencia médica.

Existe un tratamiento con medicamentos antiepilépticos que no curan la epilepsia en niños, sino que reducen la frecuencia de ataques, sin un efecto benéfico aparente sobre las remisiones a largo plazo. No obstante, las razones para este tratamiento están relacionadas con el temor al daño cerebral, a las lesiones físicas, o a las consecuencias sociales.

Algunos tipos de epilepsia en niños son: Rolándica, epilepsia con ausencias, y epilepsia mioclónica juvenil. La epilepsia Rolándica es la más frecuente en la infancia y ocurre entre los 3 y los 12 años de edad; se trata de casos benignos ya que los síndromes epilépticos desaparecen por sí solos. Por otra parte la epilepsia con ausencias en la infancia se caracteriza por múltiples ausencias en el mismo día (crisis generalizadas que producen una interrupción de la actividad con mirada fija durante unos segundos). Finalmente, la epilepsia mioclónica es de origen genético y se inicia entre los 12 y los 18 años de edad en adolescentes sanos.

Ante una crisis de epilepsia, lo ideal es acostar al pequeño en el suelo, para que no se caiga por sí solo y corra riesgo de hacerse daño al golpearse. Después, si el niño ya está siendo medicado, habrá que introducirle el fármaco en la boca con cuidado. No es necesario realizar ningún tipo de respiración artificial, no hay riesgo de que el niño se ahogue con su lengua, y no se debe sacudirlo en el momento del ataque.

0  1  2  3  4 
262 usuarios ya han dado su opinión y el 94% dice que es útil.
Publicado hace 3 años en Salud infantil.

Artículos destacados

Mapa web

Grupo Intercom

Mapa web

No volver a mostrar Cerrar X

Recibe cada semana información útil sobre tu embarazo.