El sindrome del torniquete en los bebes
  • Compartir en:

El síndrome del torniquete en los bebés

¿Cómo prevenir el síndrome del torniquete en los bebés?

No sucede a menudo y normalmente pasa a los anales de la historia del bebé como una anécdota más pero si los padres no detectan este problema a tiempo puede conllevar incluso a la amputación. Se trata del síndrome del torniquete, un problema en el cual los cabellos o pequeñas hebras de hilos se enrollan alrededor de las partes distales del cuerpo del bebé, como los dedos, y cortan el riego sanguíneo.

El síndrome del torniquete en los bebés 1

Se estima que el 1,6% de los bebés sufrirán en algún momento este problema, el cual es más común en los niños. Suele ser más usual entre los 20 días desde su nacimiento y los 4 meses de vida, aunque también puede ocurrir más adelante.

En el 79% de los casos el principal causante del síndrome del torniquete son los cabellos provenientes del pelo de la madre. En el resto de los casos se trata de los hilos que se desprenden de los calcetines, pijamas, sábanas o mantas.

El 43% de los casos afectan los dedos de los pies, el 33% los genitales externos y el 24% los dedos de las manos. De hecho, el síndrome del torniquete es más común en los dedos de los pies debido al reflejo plantar y los movimientos de flexo-extensión del lactante. En práctica, los movimientos continuos que el bebé realiza con sus pies hacen que los cabellos o las fibras se enrollen en sus dedos, generando un estrangulamiento progresivo.

¿Qué sucede si los padres no se dan cuenta?

Lo usual es que los padres se den cuenta aproximadamente a las 6 horas, pero en algunos casos pueden tardar días. El principal problema es que el estrangulamiento interrumpe el drenaje linfático, por lo que se desencadena un linfedema. Si no se retira el cabello o el hilo se obstruye el retorno venoso, por lo que se puede producir una isquemia y aumenta el riesgo de necrosis.

Si el problema se detecta en las primeras 48 horas generalmente el bebé solo sufre una lesión superficial a nivel de epidermis pero si la lesión está en un estadio más avanzado, la piel puede crecer por encima del cabello o el hilo, ocultándolo a la vista. En dependencia del grado de constricción, también se pueden afectar los tendones.

¿Cuál es el tratamiento?

Si tu bebé llora y no logras encontrar la causa, los pediatras recomiendan que le desnudes e inspecciones detenidamente. Si notas un surco circular en sus dedos o en el pene, y además notas que la zona está enrojecida y presenta signos de edema, es probable que se trate del síndrome del torniquete. Si puedes ver el hilo o el cabello y eliminarlo, no tendrás que ir al médico pero si está muy apretado, es mejor que acudas inmediatamente al pediatra.

Si la piel oculta el hilo o el cabello, es probable que sea necesario un abordaje quirúrgico con anestesia. Por eso es tan importante que los padres se mantengan atentos a este problema y actúen rápidamente porque si se produce una isquemia de los tejidos, esta puede evolucionar a una necrosis irreversible que termine en amputación.

¿Cómo prevenir el síndrome del torniquete en los bebés?

- Revisa cada cierto tiempo las prendas que cubren los pies de tu bebé, como los calcetines y los pijamas, ya que pueden desprenderse hilos de las costuras. También debes revisar las sábanas y mantas que utiliza tu pequeño.

- Antes de colocar cualquier prenda cerrada en los pies de tu bebé, comprueba que no hay pelos que puedan enrollarse alrededor de sus dedos.

- Lava la ropa del revés, de esta forma evitarás que acumulen cabellos o hilos de otras prendas.

- Cada vez que bañes a tu hijo, revisa las zonas más expuestas al síndrome del torniquete, como los dedos y los genitales.

Publicado en Salud infantil.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés