El complejo de mala madre
  • Compartir en:

El complejo de "mala madre"

Cuando piensas que eres una madre terrible

Convertirse en madre es una de las experiencias más maravillosas que puede vivir una mujer. Sin embargo, también implica una enorme responsabilidad y un gran sacrificio ya que la mayoría de las madres somos además profesionales, hijas, esposas y amigas. Por eso, no es extraño que en ocasiones puedas sentirte desbordada y pienses que no eres tan buena madre como quisieras o deberías.

El complejo de
El complejo de “mala madre": cuando piensas que eres una madre terrible

Se trata de un fenómeno relativamente común que se conoce como el “complejo de mala madre”. Este complejo se refiere a las distintas actitudes, comportamientos y decisiones, sobre todo de índole negativa, que las madres asumimos a diario en la educación de nuestros hijos y de las cuales nos avergüenzamos porque consideramos que no se corresponden con nuestro ideal de maternidad. Como resultado, las madres que se sienten así tienen numerosos pensamientos hipercríticos y suelen sentirse culpables por la educación que les dan a sus hijos. En los casos más extremos incluso pueden caer víctimas de la depresión.

¿Cómo piensan las mujeres que sufren el complejo de “mala madre”?

Las mujeres que sufren el complejo de mala madre suelen pensar que no hacen prácticamente nada bien en la educación de sus hijos. De hecho, la mayoría se culpa por sus comportamientos, actitudes y decisiones, aunque sepan que lo hacen por el bien de sus hijos o por su bienestar. A veces el simple hecho de pensar un poco en ellas, antes que en sus hijos, es motivo suficiente para experimentar un fuerte sentimiento de culpa. Además, suelen sentirse mal ante situaciones que son completamente normales, como por ejemplo:

-      Desear que llegue el lunes para ir al trabajo y descansar de las labores y responsabilidades domésticas.

-      Echar de menos pasar tiempo a solas, sin los pequeños cerca.

-      Salir de copas con los amigos como solía hacer antes de tener a los niños.

-      Aprovechar la visita a casa de cualquier amigo o familiar para que cuiden a los niños.

-      Usar la tele como niñera para disfrutar de unos minutos de silencio o encargarse de algunas tareas del hogar o de trabajo con tranquilidad.

-      Dejar que los pequeños se entretengan con el tablet o el móvil para conversar con los amigos o familiares.

-      No leerles un cuento a los niños cada noche antes de ir a la cama.

-      Permitir que los pequeños coman golosinas, incluso antes de la comida, cuando no deberían consumirlas.

-      Perder la paciencia en algunas ocasiones y reñirles.

-      Dejar que los niños vayan a la cama más tarde de lo que deberían.

¿Eres realmente una mala madre?

Obviamente, no todas las mujeres que tienen el complejo de mala madre son realmente tan terribles como suponen. De hecho, en la mayoría de los casos ocurre justo lo contrario ya que el simple hecho de preocuparse por cómo los comportamientos o decisiones pueden incidir en la educación de los niños desvela a una madre interesada en el bienestar de sus hijos. Además, muchos de los comportamientos por los que se recriminan en realidad no están motivados por sentimientos negativos, sino que forman parte de la vida cotidiana, una vida en la que las prisas, las preocupaciones y el exceso de trabajo marcan el ritmo y aumentan las probabilidades de sufrir estrés.

Lo que sucede es que la mayoría de las mujeres que se consideran “malas madres” en realidad están valorando su desempeño teniendo en cuenta los estándares y estereotipos sobre la maternidad que les han transmitido sus propias madres, amigos, pareja y la sociedad en sentido general. De esta manera, creen que si no piensan y actúan como se espera de ellas, están cometiendo algún error en la crianza infantil.

Si sientes que te ocurre esto, debes ser consciente de que la maternidad es un rol complejo y no existen fórmulas mágicas. La mejor garantía es educar con amor y comprender que los errores son oportunidades de aprendizaje y crecimiento.

Otros artículos interesantes:

5 Mantras inspiradores que toda madre debería repetir a dirario

Síndrome de Burnout: Mamás agotadas por exigirse demasiado

3 estrategias para superar el sentimiento de culpa de la mamá trabajadora

Publicado en Maternidad.
Temas: maternidad

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés