Posibles tendencias genéticas

¿Cómo será mi bebé?¿Cómo será mi bebé?

Cuando se espera la llegada de un bebé surgen muchas dudas, miedos y esperanzas. Entre las tantísimas preguntas que se hacen las futuras madres y padres suele destacar la de cómo será mi bebé, en relación a su aspecto físico. La ciencia genética nos ofrece algunas respuestas.

La genética, cuyo descubridor es considerado el científico austríaco Gregor Mendel, estudia y comprende cómo cada individuo posee una herencia de sus antepasados, e investiga cómo esa herencia incide en la salud, el comportamiento y la apariencia física de cada ser vivo. 

Ante la pregunta de cómo será el aspecto de mi bebé, la genética no ofrece respuestas definitivas, pero sí tendencias sobre qué factores inciden mayoritariamente en el aspecto de cada niño. Hay que comprender el concepto clave de que la genética se manifiesta a través de dos genes principales: el dominante y el recesivo. El gen dominante se exterioriza con más fuerza sobre los genes recesivos, por lo que siempre tienen mayores posibilidades de aparecer en un niño. 

Por ejemplo, los genes dominantes se encuentran en los ojos oscuros, lo que significa que si uno de los padres tiene ojos marrones y el otro los tiene azules, lo más probable es que el hijo tenga ojos marrones. En cuanto al cabello, el oscuro también tiene prevalencia sobre el rubio y el rizado tiene mayor tendencia ante el lacio. 

Sobre los lóbulos de las orejas tiene mayor prevalencia el libre que el adherido. En cuanto a los párpados, el pliegue asiático gana en tendencia sobre los párpados sin pliegues. Otra pauta a observar para cuando te preguntes cómo será mi bebé es que las pestañas normalmente largas tienen prioridad sobre las cortas. Asimismo, los hoyuelos faciales y las pecas no son prevalentes. 

Los labios delgados tienen más probabilidades que los gruesos, y los dedos cortos son más comunes que los largos. Las cejas arqueadas son mayoritarias ante las puntiagudas, y la carencia de vellos en el cuerpo es también dominante, antes que el vello abundante. 

En cuanto a algunas enfermedades comunes, por ejemplo de la vista, la alteración al percibir colores (daltonismo) no es prevalente, siendo la vista normal de carácter dominante. Por el contrario, la miopía sí prevalece sobre la visión normal. 

Ante los problemas de coagulación de la sangre, los caracteres normales predominan siempre sobre la hemofilia. 

Si te sigues preguntando cómo será tu bebé y quieres tener una noción más clara sobre sus ojos, principalmente en las familias en que hay de todos los colores, puedes visitar The Tech.Allí puedes presentar el mapa de colores de ojos familiar de padres y abuelos. Dicho simulador calculará qué probabilidades hay de que tu bebé herede determinado color de ojos. 

Este sistema online se basa nada más y nada menos que en las leyes genéticas de Mendel, donde se establece, por ejemplo, de que a pesar de que todos los antecesores del aún no nacido sean de ojos marrones, hay un 1.8% de probabilidades de que nazca de ojos azules y un 5.5% de que sean de color verde.

0  1  2  3  4 
591 usuarios ya han dado su opinión y el 34% dice que es útil.
Publicado hace 2 años en Embarazo.

Artículos destacados

Mapa web

Grupo Intercom

Mapa web

No volver a mostrar Cerrar X

Recibe cada semana información útil sobre tu embarazo.