Como hablar de sexo con los niños
  • Compartir en:

Cómo hablar de sexo con los niños

Cómo hablar de sexo con los niños

Los niños son extremadamente curiosos, sobre todo en lo que se refiere a la sexualidad, y más aún cuando se dan cuenta de que los padres no se sienten cómodos con este tema. Por eso, la clave para afrontar el sexo radica en permitirles que descubran su cuerpo con naturalidad y mostrarse abiertos en el momento de tocar estos temas.

Cómo hablar de sexo con los niños 1

Cómo hablar de sexo con los niños

7 consejos para hablar de la sexualidad con tu hijo

  1. No evites el tema. Hablar de sexo con los niños no suele ser tarea fácil para los adultos, pero evitar el tema es aún peor porque de esta manera le estarás transmitiendo la idea de que se trata de un tabú. Además, solo lograrás despertar aún más su curiosidad, pero haciendo que se cohíba delante de ti. De esta forma, cuando sea adolescente y necesite más educación sexual, será bastante improbable que confíe en ti. En el caso de que el niño saque a relucir el tema en un lugar público, puedes responderle rápidamente o decirle que le vas a explicar con más calma cuando lleguéis a casa.
  2. Actúa con tranquilidad. A veces los padres se sorprenden pues sus hijos les plantean preguntas que, supuestamente, no son adecuadas para su edad. En estos casos, intenta no escandalizarte, tómatelo con calma y pregúntale qué quiere saber exactamente. Por supuesto, para saber de dónde extrajo la información, puedes indagar, pero siempre con naturalidad y de manera muy sutil.
  3. Permítele que explore su cuerpo. Alrededor de los 3 años el niño empieza a sentir curiosidad por su cuerpo por lo que es normal que lo explore mediante el tacto y que aparezcan las primeras preguntas, sobre todo relacionadas con sus genitales. Más tarde, alrededor de los 5 años, este interés se vuelve a avivar. Considera que no se trata de un interés sexual en el sentido más estricto del término, sino de que está descubriendo su propio cuerpo. Por tanto, asume ambas etapas como algo natural, sin hacer un drama.
  4. Llama cada cosa por su nombre. Los niños son muy sensibles, aunque no lo creas, y son capaces de darse cuenta de que utilizamos apelativos para referirnos a los genitales o todo lo que tenga que ver con el sexo. Por tanto, cuando vayas a hablar de este tema, llama a cada cosa por su nombre.
  5. Da explicaciones claras. El hecho de no saber muy bien cómo explicar los temas que nos resultan peliagudos nos lleva a dar rodeos innecesarios que solo sirven para confundir al niño. Cuando tengas que hablar de sexualidad, apuesta por las explicaciones más breves y sencillas. No utilices palabras que no pueda comprender, intenta adaptar el discurso a su nivel cognitivo y no le des detalles innecesarios, si quiere saber más, probablemente te preguntará.
  6. Fomenta una relación de confianza mutua. A veces los niños no preguntan directamente sobre el sexo, casi siempre porque se han dado cuenta de que es un tema “delicado”. Sin embargo, a veces dejan caer comentarios que pueden indicar una curiosidad de base. Tómalos al vuelo y pregúntale si quiere saber algo. De esta manera estarás fomentando una relación abierta y, en un futuro, podrá confiar en ti. Deja siempre la puerta abierta y dile que si le surgen más dudas, podrá preguntártelas cuando desee.
  7. Prepárate para las preguntas más comunes. Para que la curiosidad de tu hijo no te tome por sorpresa, es conveniente que a partir de los 3 años vayas pensando en las respuestas que le darás a las preguntas que suelen hacer. A medida que crezca, el niño pasará de la típica pregunta: ¿de dónde vine? a cuestiones más complejas como: ¿cómo salí de tu barriga? o ¿qué es el sexo?
Publicado en Vida en pareja.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés