Como fortalecer el sistema inmunologico de tus hijos
  • Compartir en:

Cómo fortalecer el sistema inmunológico de tus hijos

Cómo hacer crecer fuertes a tus hijos

Mantener una higiene adecuada es fundamental para evitar las enfermedades pero en la actualidad algunos padres llevan esta idea al extremo y les transmiten a sus hijos hábitos de limpieza exagerados. No son conscientes de que al descontaminar casi por completo el entorno en el que crece el niño, también le están negando a su sistema inmunológico la posibilidad de fortalecerse.

Cómo fortalecer el sistema inmunológico de tus hijos 1

Sobreproteger a tus hijos a la larga puede acarrear problemas de salud

De hecho, los especialistas afirman que cuando los niños crecen en entornos excesivamente desinfectados y limpios, tienen mayores probabilidades de padecer alergias porque sus sistemas inmunes no son capaces de contrarrestar la acción de los agentes patógenos y cualquier cosa basta para enfermar. Asimismo, se conoce que los niños que viven más encerrados, con el objetivo de protegerlos, terminan enfermando con más frecuencia que aquellos que crecen en contacto con la naturaleza. ¿Por qué?

La respuesta es muy sencilla: el sistema inmunológico necesita estar en contacto con pequeñas dosis de agentes patógenos, así los reconoce, desarrolla los anticuerpos correspondientes y, más tarde, cuando estos intenten atacar el organismo, el sistema inmune tendrá las herramientas necesarias para defenderse. Por supuesto, tampoco se trata de exponer a los pequeños a todo tipo de situaciones que puedan dar lugar a enfermedades graves pero es importante lograr un sano punto medio.

5 consejos para mantener una higiene adecuada y fortalecer el sistema inmunológico del niño

  1. Evita transmitirle creencias limitantes sobre la higiene. Frases como: “Levántate del suelo que está muy sucio”, “No toques la comida con las manos” y “No juegues con el perro o enfermarás” pueden dar lugar a creencias limitantes sobre la higiene que motiven al niño a ser excesivamente pulcro y a evitar numerosas situaciones que en realidad podrían ser una oportunidad para fortalecer su sistema inmunológico.
     
  2. Explícale qué es la contaminación. A veces a un niño le puede resultar difícil comprender por qué puede jugar en el jardín de casa pero no puede hacerlo en otro sitio pues para ellos el comportamiento de base es el mismo. Por eso, es importante que le expliques que existen sitios donde puede jugar con mayor libertad pero hay otros donde debe tener más cuidado ya que podría enfermar. Se trata de que le indiques las normas de higiene que debe seguir en cada lugar de manera que comprenda que puede jugar en el suelo de su casa pero no en el de un supermercado.
     
  3. No le prohíbas el contacto con el entorno. Prohibir que un niño juegue con su mascota o con la tierra es casi un sacrilegio. Estar en contacto con la naturaleza no solo le permitirá fortalecer su sistema inmunológico sino también divertirse. Obviamente, debes tomar precauciones y asegurarte de que el campo no contenga insecticidas que puedan generar una alergia y cerciórate de que la mascota está limpia y libre de enfermedades.
     
  4. Enséñale las medidas de higiene básicas pero sin excederte. La mejor manera para evitar que el niño enferme consiste en crear hábitos de higiene adecuados. Enséñale a lavarse las manos después de haber estado jugando en el patio y antes de comer, a cepillarse adecuadamente los dientes y lavarse la cabeza con frecuencia pero explícale la importancia de estos hábitos y no intentes imponerlos a la fuerza porque de esta forma incluso podrías sentar las bases para la aparición de una fobia.
     
  5. No recurras a productos de higiene demasiado invasivos. Muchas personas utilizan numerosos productos de higiene personal para sentirse más limpios pero no debes olvidar que los niños tienen una piel mucho más sensible que la de los adultos y que cualquier gel, jabón, champú o dentífrico que utilicen debe ser adecuado para su edad o de lo contrario podrían terminar provocando una alergia. El aseo debe ser diario pero no indiscriminado. De la misma forma, no debes abusar de los talcos, desodorantes y extractores de mucosas.
     
Publicado en Salud infantil.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés