¿Como ayudar a los niños tras la perdida de una mascota?
  • Compartir en:

¿Cómo ayudar a los niños tras la pérdida de una mascota?

5 consejos para ayudar a tu hijo a lidiar con el duelo por su mascota

Para la mayoría de los niños las mascotas no son solo animales de compañía sino que las consideran parte de su familia. Lamentablemente, la alegría de disfrutar de una mascota va acompañada del dolor de su pérdida, y esto puede ser muy difícil para los pequeños de casa. Obviamente, no todas las mascotas causan el mismo impacto cuando mueren, los niños suelen aceptar mejor la muerte de un pez, un pájaro o una tortuga, pero cuando se trata de un perro o un gato el dolor es mucho más profundo. También depende del tiempo de convivencia con la mascota y de la relación que mantenían, aunque en la mayoría de los casos resulta muy difícil enfrentar esta pérdida.

¿Cómo ayudar a los niños tras la pérdida de una mascota? 1
 ¿Cómo ayudar a los niños tras la pérdida de una mascota?

En cualquier caso, la muerte de una mascota suele ser la primera pérdida emocional importante que sufren los niños. De hecho, para ellos perder a su mascota es prácticamente como perder a una persona cercana y querida, por lo que es normal que se sientan tristes y que atraviesen por un período de duelo. En ese caso, los padres debemos estar preparados para ayudar a nuestros hijos a enfrentar esta situación, lo cual también les preparará para la vida y las pérdidas futuras.

5 consejos para ayudar a tu hijo a lidiar con el duelo por su mascota

1.     Comunícale la noticia y cuéntale toda la verdad. Contarle a tu hijo que ha perdido a su mascota no es fácil. Sin embargo, es muy importante para que el pequeño pueda lidiar con la situación y enfrentar la pérdida. Lo ideal es que le cuentes todo lo que ha sucedido, pero sin ofrecerle demasiados detalles. El hecho de saber que su mascota murió porque estaba muy grave, demasiado enfermo o porque fue víctima de un accidente, le ayudará a comprender mejor su muerte y a aceptarla antes.

2.     Deja que exprese lo que siente. Es normal que un niño que acaba de perder a su mascota se sienta triste, que pierda el apetito y el interés por jugar o hacer las cosas que antes le gustaban. También están los pequeños que se enfadan y se muestran rebeldes o que se encierran en sí mismos para ‘lidiar con su dolor’. Todas estas reacciones son completamente naturales, es la forma que un niño tiene para expresar lo que siente y lidiar con su tristeza. Por eso, es importante que no intentes reprimir sus emociones, reducir su dolor o acelerar el proceso de duelo. Cuando tu hijo esté preparado empezará a asumir la pérdida.

3.     Escúchalo y apóyalo. Para un niño que acaba de perder a su mascota es muy importante sentir que sus padres lo comprenden. Sentirse apoyado no solo le ayudará a lidiar con el dolor y la tristeza sino que también le transmitirá la idea de que las emociones que está experimentando son normales, de manera que se sentirá más libre para expresar sus preocupaciones, miedos y sentimientos. Por tanto, cuando hables con tu hijo hazle saber que le apoyas y escucha todo lo que quiera decirte o preguntarte sobre la pérdida.

4.     Ayuda a tu hijo a seguir adelante. Una de las partes más difíciles de perder a alguien querido es el momento en que se debe seguir adelante. Una vez superado el impacto emocional de la noticia y la tristeza de los primeros días, es probable que tu hijo se sienta incapaz de seguir adelante sin la compañía de su mascota porque cree que eso significaría olvidarla. Sin embargo, es importante que el niño aprenda a superar esa sensación y que poco a poco vaya recuperando su rutina. En esta etapa, conversar sobre la muerte y hablar de los buenos momentos que vivieron junto a la mascota puede ser muy útil.

5.     No reemplaces a la mascota sin consultárselo. Nadie, ni siquiera las mascotas, pueden ser remplazadas. Muchos padres caen en el error de llevar otra mascota a casa pensando que su hijo olvidará su pérdida con otro animal. Sin embargo, a menudo esto suele ser contraproducente ya que el niño puede rechazar a la nueva mascota, pensando que pretende reemplazar a su antiguo amigo. Lo mejor es esperar un tiempo prudencial antes de llevar otro animal a casa y antes de hacerlo, pregúntale si realmente desea tener una nueva mascota. 

Publicado en Niños.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés