Como ayudar a los niños con los deberes escolares
  • Compartir en:

Cómo ayudar a los niños con los deberes escolares

5 consejos para ayudar a tu hijo con sus deberes

Los padres españoles suelen ayudar a sus hijos a hacer los deberes, según una investigación de TNS Demoscopia, el 80% de los estudiantes de primaria reciben ayuda para realizar sus tareas escolares. Sin embargo, si esa ayuda no se encauza adecuadamente, puede convertirse en una barrera que frene el desarrollo infantil.

Cómo ayudar a los niños con los deberes escolares 1
Cómo ayudar a los niños con los deberes escolares

El primer paso: Comprender la importancia de los deberes

Algunos padres piensan que los deberes son una carga añadida que los niños deben soportar. Sin embargo, en realidad las tareas del colegio son uno de los pilares de la educación infantil y son muy importantes por varias razones:

-        Consolidan el aprendizaje. Uno de los principales objetivos de los deberes es consolidar el aprendizaje que se produjo en la escuela, durante la lección. Con la práctica, los pequeños dominan mejor las diferentes habilidades y se apropian del contenido.

-        Fomentan la responsabilidad. Los deberes son una herramienta más que los padres tienen a su disposición para crear en el niño hábitos y rutinas que refuercen la responsabilidad y el compromiso con su propio crecimiento.

-        Potencian la autonomía. Los deberes no solo se enfocan en consolidar lo aprendido, también son una herramienta para potenciar el aprendizaje autónomo en el niño. De hecho, muchas tareas están diseñadas para que el niño descubra nuevos conocimientos en los libros de texto, Internet o realizando sus propios experimentos.

Ten en cuenta que si te quejas de los deberes delante de tu hijo, ya sea por su cantidad o calidad, el niño realizará una asociación negativa y se mostrará más reacio a hacerlos. Si tienes algún problema o duda al respecto, consúltalas con los maestros en el colegio.

Cinco consejos para ayudar a tu hijo con sus deberes

  1. Búscale un sitio tranquilo. No es conveniente que el niño haga los deberes en cualquier sitio de la casa, lo ideal es que tenga un espacio de estudio tranquilo en el que pueda concentrarse, lejos de distracciones como la tele. También debes cerciorarte de que tiene a mano todos los materiales que necesita.
     
  2. Bríndale solo la ayuda necesaria. Uno de los mayores errores que podemos comenter los padres es hacer las tareas escolares de nuestros hijos. De hecho, nuestra misión es orientarles y brindarles ayuda cuando la necesiten, no hacer los deberes en su lugar ya que de esta manera solo conseguiremos limitar su desarrollo. Lo más importante es que estés disponible para aclarar las dudas de tu hijo, y que revises los deberes cuando termine, no para corregirlos, ya que esa es la tarea del profesor, sino tan solo para cerciorarte de que los ha terminado y no ha olvidado ninguna pregunta.
     
  3. Determinar un horario. A partir de los 6 años se le debe ir enseñando al niño a hacer los deberes solo, lo cual no significa que puedas desentenderte sino que debes fomentar el hábito de sentarse a estudiar. Para lograrlo, es conveniente que el niño siempre haga los deberes en el mismo horario, preferentemente cuando haya descansado un poco, al regreso del colegio.
     
  4. Enséñale a organizar el estudio. Se suele pensar que es mejor comenzar por la asignatura más difícil para el niño, pero en realidad no es así. A partir de los 8 años los niños alcanzan su máximo rendimiento 30 minutos después de haber comenzado a estudiar, pero este disminuye drásticamente a los 90 minutos. Es conveniente que le expliques este mecanismo a tu hijo y le enseñes a organizar el estudio para aprovechar sus periodos de mayor concentración.
     
  5. No le agobies. Cuando el niño es pequeño, de 6 a 8 años, dedicarle 30 o 40 minutos a los deberes debe bastar. Más adelante, de los 8 a los 10 años pueden dedicarle una hora y a partir de esa edad, unos 90 minutos. En cualquier caso, se recomienda establecer una hora de comienzo y otra de finalización, y hacer una pausa de unos diez minutos cada 60 minutos de estudio. Recuerda que el objetivo es crear una asociación positiva con los deberes, no que el niño se sienta agobiado.
Otros artículos interesantes:
 
 
Publicado en Educación infantil.

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés