Cianosis en bebés: el síndrome del bebé azul

Cianosis en bebés: el síndrome del bebé azulCianosis en bebés: el síndrome del bebé azul

La cianosis en bebés es conocida generalmente como "síndrome del bebé azul", y se manifiesta mediante una coloración azul violácea de la piel y las mucosas, especialmente en labios, manos y pies. Su gravedad y tratamiento dependerán estrechamente de las causas que la originen.

La cianosis no es realmente una enfermedad sino la manifestación de una condición. Concretamente, su color azulado característico se debe a deficiencias de oxígeno en la sangre y los tejidos, que pueden deberse a enfermedades o situaciones puntuales. La cianosis en los bebés y niños puede llegar a constatarse incluso por bajas temperaturas corporales. 

Por estos motivos es importante reconocer cuándo la cianosis puede estar siendo ocasionada por afecciones o dolencias graves.

Algunas de las causas graves más comunes son de origen pulmonar, como por ejemplo: bronquiolitis, asma, neumonía o asfixia inminente. Estos problemas respiratorios pueden relacionarse a contención de la respiración, ahogamiento de las vías respiratorias o convulsiones duraderas, todas complicaciones que alteran el normal funcionamiento de las vías respiratorias y la oxigenación adecuada del organismo. 

Las sobredosis o malas administraciones de medicamentos, así como los problemas cardíacos también pueden producir deficiencias de oxígeno en la sangre. Las complicaciones más notorias y preocupantes a este último respecto son las insuficiencias cardíacas, las anomalías congénitas y los paros cardíacos repentinos. 

Cuando se manifiesta la cianosis en bebés deben diferenciarse dos clases distintas. La primera se denomina periférica y afecta principalmente a los dedos y las uñas, pudiendo incluir también áreas mayores de las extremidades, como manos y pies completos. La segunda clase de cianosis es conocida como central y se presenta principalmente en labios y lengua. 

Para un correcto diagnóstico de la cianosis en los bebés y niños el médico podrá revisar la historia clínica del paciente tomando en consideración los antecedentes familiares. Para la determinación exacta de sus causas se realizarán exámenes físicos diversos, siendo los más relevantes los análisis de sangre para determinar los niveles de oxígeno, las radiografías de tórax para conocer el estado de los pulmones y las ecocardiografías para estudiar el bombeo sanguíneo del corazón. 

El tratamiento de la cianosis en los niños dependerá de su grado de avance y de la dolencia que la cause. Cuando las causas están en la exposición al frío, muy frecuente en los niños y bebés, el tratamiento puede limitarse a ropas abrigadas y una buena calefacción. De todos modos, cuando se identifican situaciones de cianosis frecuente es recomendable la consulta al médico. El tratamiento puede ser mucho más complejo si se trata de insuficiencia cardíaca, por ejemplo, y puede requerir una intervención quirúrgica. En situaciones de emergencia se debe llamar a la emergencia, estabilizar al niño y observar la evolución de la cianosis hasta el arribo del profesional médico. 

Existen además situaciones de cianosis al nacer que requieren un examen inmediato en la sala de partos y traslados a la unidad de cuidados intensivos o reanimación neonatal. El test de Apgar puede ser de utilidad a la hora de considerar el diagnóstico de cianosis.

0  1  2  3  4 
42 usuarios ya han dado su opinión y el 90% dice que es útil.
Publicado hace 2 años en Salud infantil.

Artículos destacados

Mapa web

Grupo Intercom

Mapa web

No volver a mostrar Cerrar X

Recibe cada semana información útil sobre tu embarazo.