7 comportamientos toxicos de los padres que afectan profundamente a sus hijos
  • Compartir en:

7 comportamientos tóxicos de los padres que afectan profundamente a sus hijos

Lo que nunca debes hacer como padre

Los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, sin embargo, a veces las mejores intenciones no bastan y conducen a cometer los peores errores. Cuando la preocupación se convierte en obsesión y los cuidados en sobreprotección, los padres podemos asumir, sin darnos cuenta, comportamientos que pueden llegar a ser tóxicos para nuestros hijos, ya que provocan daños a nivel psicológico que se arrastran hasta la edad adulta.

7 comportamientos tóxicos de los padres que afectan profundamente a sus hijos 1 

Lo que nunca debes hacer como padre

  1. Decidir siempre por tu hijo. La tarea de los padres no es decidir por sus hijos sino darles las herramientas que necesitan para que aprendan a decidir por sí solos. Si siempre decides por tu hijo terminarás educando a una persona insegura y dependiente, incapaz de tomar sus propias decisiones. Por consiguiente, asegúrate de fomentar su libertad y autonomía en todo momento.
     
  2. Supeditar el cariño a condiciones. Los primeros años de vida son cruciales para que el niño desarrolle un apego seguro, por lo que es fundamental que los padres sean capaces de satisfacer sus necesidades emocionales. Frases como “no te quiero porque has sido un niño malo” transmiten la sensación de que el amor está supeditado a condiciones, lo cual da pie a la inseguridad. Por tanto, cerciórate de que tu hijo sepa que le quieres incondicionalmente, sin importar los errores que cometa.
     
  3. Criticar excesivamente. Hay padres que desean que sus hijos sean “perfectos”, por lo que hacen de la crítica un látigo. Sin embargo, si bien es cierto que la crítica constructiva puede ayudar al niño a crecer, la crítica constante puede llegar a ser destructiva y terminará minando su autoconfianza. Por consiguiente, si vas a realizar una crítica, asegúrate de que sea constructiva y que realmente pueda aportarle algo positivo al niño.
     
  4. Reprimir las emociones “negativas”.Los niños no lloran” o “eres una niña mala porque te has enfadado con tu hermana” son frases tan comunes como peligrosas porque dejan entrever que determinadas emociones no se deben sentir. De esta forma los niños se forman una imagen negativa de sí mismos porque se dan cuenta de que sienten emociones que no deberían experimentar. Para evitar este problema debes validar las emociones de tu hijo y enseñarle a gestionarlas.
     
  5. Generar sentimiento de culpa. Algunos padres descargan su frustración sobre sus hijos, les culpan por no haber terminado sus estudios o haber truncado su carrera profesional. En esos casos, el niño se ve obligado a cargar con el peso de la culpa, el cual le convierte en una persona insegura y dependiente de la aprobación de los demás. Para evitar esta situación, es conveniente que elimines cualquier tipo de recriminación de tu discurso.
     
  6. Transmitirle miedo. Cuando los niños son pequeños no tienen sentido del peligro. Por eso algunos padres, para intentar mantenerlos a salvo, asumen un rol sobreprotector. Sin embargo, de esa manera lo único que logran es inculcarles sus propios miedos, unos temores que, a la larga, se convertirán en miedo a la vida. Por tanto, si quieres que tu hijo se convierta en una persona segura e independiente, tendrás que dejar que explore el mundo y cometa sus propios errores.
     
  7. Vivir a través de los hijos. Muchos padres se entregan completamente a la crianza de sus hijos, hasta el punto que su vida carece de sentido sin ellos. Es fácil descubrirles porque suelen hablar en plural ya que asumen las tareas y metas de sus hijos como propias, por lo que es común escucharles diciendo: “hoy nos han dejado deberes en el colegio”. Sin embargo, con este estilo de educación solo consiguen limitar las potencialidades de sus hijos, convirtiéndoles en personas dependientes. No cometas ese error, ten siempre presente que tu deber es orientar a tus hijos, no puedes ni debes recorrer su camino en su lugar.  
Publicado en Educación infantil.
Temas: educación

Deja tu comentario

Todavía no hay comentarios, sé el primero en comentar!

Para participar en la Revista de paraBebés es necesario identificarte como usuario o bien registrarte y validar tu cuenta en paraBebés.

Artículos destacados

Mapa web

paraBebés Grupo Intercom Enisa

Sobre paraBebés